//

Lunes, 20 Septiembre 2021 17:41

Museo del Templo Mayor abre exposición que desmitifica la conquista

La muestra integrada por 255 piezas ahonda en las causas psicológicas, económicas y políticas que motivaron el asedio a la urbe mexica y llevaron a consolidar la Nueva España, explica el curador Eduardo Matos Moctezuma.

Con una curaduría a cargo de Eduardo Matos Moctezuma, Patricia Ledesma Bouchan y Judith Alva Sánchez, el Museo del Templo Mayor (MTM), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), abrió la exposición temporal Tenochtitlan y Tlatelolco. A 500 años de su caída, la cual fue inaugurada el pasado viernes 13 de agosto por autoridades de la Secretaría de Cultura federal y el INAH y representantes de la Comisión Presidencial para la Conmemoración de Hechos, Procesos y Personajes Históricos de México.

La exposición se enmarca en el quinto centenario de la toma de México-Tenochtitlan y las conmemoraciones por los 200 años de la consumación de la Independencia nacional y, en palabras del arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH y fundador del Proyecto Templo Mayor, tiene por objeto mostrar las causales que provocaron la caída de ambas ciudades mexicas y desmitificar hechos de la conquista.

“La muestra inicia con la explicación de las causas psicológicas que prevalecieron en los grupos contendientes. Del lado mexica, se habla de los presagios o tetzáhuitl que no auguraban nada bueno para el pueblo, además de ello, la muerte de dos tlatoanis, primero Moctezuma y luego Cuitláhuac, que devastó los ánimos de los  tenochcas; en tanto, en el bando español, conservaron a sus capitanes, Cortés,  Alvarado y Sandoval, quienes vivieron hasta el final de la conquista”, comentó el arqueólogo.

También se considera el hecho de que los españoles tenían ansias por el oro, un gran deseo de evangelizar a los indígenas y, sobre todo, conseguir tierras y prebendas para la Corona. Por otro lado, las causales económicas y políticas refieren a la expansión del Imperio mexica mediante la dominación de otros pueblos indígenas para que le pagaran tributo. En este punto se trata la ampliación del territorio que logró a través de la Triple Alianza, formada por Tenochtitlan, Texcoco y Tacuba.

El hecho de tener sometidos a otros pueblos a través del tributo, provocó el descontento y varios intentos de levantamiento contra el imperio, los cuales fueron apagados de manera brutal. “Esa problemática económica al final se revirtió y los pueblos sometidos en cuanto vieron la primera oportunidad de liberarse del yugo mexica la tomaron, por ello, miles de indígenas se unirían a Cortés para marchar en contra de Tenochtitlan”, aseveró Matos Moctezuma.

Por su parte, la directora del MTM, Patricia Ledesma Bouchan, co-curadora de la exposición, explicó que ésta enfatiza la manera en que Tenochtitlan y Tlatelolco, las ciudades gemelas, decidieron compartir un trágico y heroico final hace cinco siglos, a pesar de las rivalidades fratricidas que habían protagonizado en el pasado, y que terminaron en 1473 con la muerte del gobernante tlatelolca Moquíhuix, a manos de los tenochcas.

A partir de entonces, “Tlatelolco sufrió las implicaciones de la derrota, pasando a formar parte de la larga lista de pueblos sujetos a la Triple Alianza, en tanto que sus gobernadores fueron impuestos por Tenochtitlan. Nadie se imaginaría que unas décadas más adelante, un nieto del vencido Moquíhuix, el joven Cuauhtémoc, habría de dirigir la defensa de ambas ciudades.

El titular del INAH, Diego Prieto, apuntó que “las causas de salud también fueron importantes. La epidemia de viruela provocó mortandad en Tenochtitlan una vez sitiada, debido a que Cortés no permitía la llegada de bastimentos y los acueductos habían sido cortados, hecho que debilitó a la población y la hizo vulnerable”.

Dentro del recorrido por la exposición temporal Tenochtitlan y Tlatelolco. A 500 años de su caída, el público podrá apreciar los diferentes armamentos y elementos militares con los que se enfrentaron los bandos mexica y español, y cómo se dio también un enfrentamiento naval a bordo de bergantines, por un lado, y canoas, por otro.

La muestra, que permanecerá hasta 19 de marzo de 2022, presenta 255 piezas que forman parte de las colecciones de varios museos a cargo del INAH y contó con la museografía de la arquitecta Bianca Moreno Alarcón.

La exposición Tenochtitlan y Tlatelolco. A 500 años de su caída podrá visitarse  de martes a domingo de las 9:00 a las 17:00 horas hasta el 19 de marzo de 2022.

La exposición se podrá visitar en el recinto museístico de martes a domingo de las 9:00 a las 17:00 horas hasta el 19 de marzo de 2022.

Tomado de eleconomista.com.mx