//

Viernes, 10 Septiembre 2021 16:53

Una redada en Brasil ayudó a descubrir un extraño fósil

Gracias a una redada en el puerto de San Pablo, la policía de Brasil recuperó un extraño fósil que estaba a punto de ser traficado.

El contrabando de elementos prehistóricos es un problema más que común en Brasil. Un ejemplo de esto, fue el fósil de un reptil volador que estaba a punto de ser despachado, cuando la policía lo encontró.

Una redada de la policía de Brasil, descubrió miles de fósiles

Hace más de 100 millones de años un reptil volador de la especie pterosaurio moría en perfecto estado de conservación. Se convirtió en un fósil hasta que en 2003 fue identificado en noreste de Brasil.

En circunstancias extrañas, el fósil perteneciente al Cretácico temprano, el comienzo del fin de la era de los dinosaurios, fue robado por contrabandistas de Brasil. Posteriormente fue cortado en 6 pedazos diferentes, para poder ser traficado con más comodidad.

Afortunadamente, antes de que el fósil fuese despachado, la policía realizó un operativo de tres redadas, donde se incautaron la impresionante cantidad de 3.000 especímenes fósiles, que iban a ser sacados de contrabando del país. El operativo ocurrió en el puerto de Santos de São Paulo, en el año 2013.

Dentro de lo incautado por la policía, estaba el extraño fósil del pterosaurio Tupandactylus navigans, que no pudo ser debidamente estudiado hasta ahora. Ocho años después, paleontólogos finalmente lo analizaron, y construyeron un modelo de su forma.

Cómo era el fósil encontrado por la policía de Brasil

El pterosaurio Tupandactylus navigans, tenía grandes crestas de tejidos blandos, y si bien tenía alas, su capacidad de vuelo no era muy amplia. Según la morfología que lograron reconstruir, y que publicaron en la revista PLOS One, la cresta de su cabeza parecía demasiado grande para permitir que el pterosaurio volara largas distancias.


Hoy el fósil se encuentra bajo la seguridad de un museo de Brasil, y los paleontólogos están muy conformes con el estado en el que se encuentra, a pesar de haber sido roto en 6 partes.

Ahora tenemos este espécimen que no solo tiene el cráneo completo, por lo que no solo es el cráneo mejor conservado de todos los Tupandactylus que tenemos, sino también el poscraneal casi completamente articulado”, dijo Victor Beccari, paleontólogo de la Universidad de São Paolo y el autor principal del estudio.

Creemos que este fósil está completo al menos en un 95%, lo que para los paleontólogos ya es mucho”, agregó Beccari. “No solo los huesos, sino también los tejidos blandos, la cresta y el pico”.

Gracias a la redada oportuna de la policía de Brasil, y al uso de una tecnología de escáner en 3D, el fósil del pterosaurios tapejaridos pudo ser analizado, y ahora permitirá conocer mucho más sobre esta especie de reptil volador que, según los investigadores, pudo haber vivido en un ecosistema de lago salino.

Tomado de adn40.mx