//

Domingo, 18 Octubre 2020 11:16

La propuesta en Panamá: museos renovados, interesantes y accesibles

El plan de fortalecimiento de la Red Nacional de Museos toma un nuevo impulso con la puesta en marcha del proyecto de un nuevo Museo Nacional de Historia.

Su ubicación será en el actual edificio de MiCultura, que para esos fines será restaurado en su totalidad.

Días atrás el Ministerio de Cultura (MiCultura) recibió a una delegación de la Unidad Coordinadora de Infraestructuras Públicas (UCIP) de la Presidencia de la República para realizar una inspección a las instalaciones de la sede principal de MiCultura, antigua Corte Suprema de Justicia y anteriormente Asamblea Nacional, como parte del proyecto de restauración del edificio que se convertiría en el nuevo Museo Nacional de Historia de Panamá.

Esto es parte de un plan para recuperar los 18 museos nacionales, dice Anayansi Chichaco, directora de Museos en una entrevista a La Estrella de Panamá. El plan de gobierno de esta administración, establece la funcionaria, contempla el fortalecimiento de la Red Nacional de Museos, que inició con actividades puntuales como la apertura de todos los museos del Estado, por primera vez en la historia durante los sábados y domingos. Y se tiene previsto, en cuanto a la planificación del 2021 y 2022, la presentación y puesta en marcha de proyectos que han sido presentados al Ministerio de Economía y Finanzas, que incluyen importantes trabajos para el Museo de Arte Religioso Colonial, un amplio y restaurado Museo Nacional de Historia de Panamá, el Museo Regional de Aguadulce Stella Sierra, el Museo de Herrera Fabio Rodríguez, la Casa el Pausilipo de Los Santos, el Museo José Domingo de Obaldía, Chiriquí, así como el Museo Regional de Veraguas (2022) y el Parque Arqueológico el Nancito, Chiriquí (2022).

“Los museos son reflejo de estudios, de investigaciones, es una información verídica la que nosotros debemos presentar. Y la mejor manera de hacerlo es involucrando a la academia, universidades, organizaciones que trabajan e investigación...”, Anayansi Chichaco, Directora de Museos

MiCultura administra actualmente 18 museos a nivel nacional, muchos de ellos, en los últimos 30 años no han sufrido actualizaciones, por lo que “cuando la gente visita museos nacionales, muchas veces no quieren volver”, reconoce Chichaco. “Carecen tanto de información como de tecnología”, agrega. El contraste es muy grande con respecto a museos privados como el Biomuseo, el Museo de la Mola o incluso el Museo del Canal , que ya cumple 20 años de estar operando, pero que está tanto bien equipado, como actualizado. “El público se lleva una sensación de decepción porque son los que deberían estar en mejor estado, y los que nos deben representar a nivel internacional”, asegura la arquitecta.

La situación llevó al ministerio a plantearse un plan de recuperación para estos museos, plan que se inició el año pasado y que pese a la situación de la pandemia, se está adelantando.

“No podemos trabajarlos todos al mismo tiempo, porque los recursos son limitados, se requiere de una buena ejecución y además, es un trabajo bastante extenso. Entonces, los hemos repartido alrededor de 4 o 5 por año, en el mejor de los escenarios, siempre estaremos limitados a lo que el presupuesto dé y este año tenemos un componente aún más especial que es la pandemia y ha impactado la programación, pero esto representa una pausa para luego retomar el trabajo”, detalla.

Exhibición del Museo AfroantillanoArchivo | La Estrella de Panamá
 

El plan es respaldo tanto por fórmulas de financiamiento externo, como el BID, que ha asignado fondos para el Museo Antropológico, actualmente en proceso de licitación y la Aduana de Portobelo, cuyo acto de recepción y apertura de propuestas para licitación pública se llevó a cabo a inicios de este mes y fue adjudicado.

“Sumado a esto hemos estado recibiendo pequeñas obras para ir actualizando un poco, mientras llegan los proyectos grandes, como por ejemplo , hemos implementado cápsulas para personas con discapacidad, en la actual sede del Museo de Historia, donde vas a poder ver el recorrido en lengua de señas, con subtítulos y de forma auditiva para que personas con cualquier tipo de discapacidad puedan también disfrutar de lo que está en el museo”, cuenta.

Chichaco informa que se han venido haciendo obras de renovación en tres museos más pequeños, como el Museo Afroantillano, el Museo de Penonomé y el Museo del Parque Arqueológico El Caño, mientras que ya se efectuó la reapertura del Museo Manuel F. Zárate en Guararé.

 
Interior del Museo de Arte Religioso ColonialArchivo | La Estrella de Panamá

“Se seleccionaron de diferentes provincias, para poder ir avanzando e ir aportándole a cada región algo nuevo que pueda tanto impulsar el turismo como la educación de esa área y que la gente se apropie de su cultura, y se sienta identificada”, destaca.

Chichaco reconoce que algunos de estos trabajos se iniciaron durante la anterior administración, y que lo más importantes es darle continuidad a estos trabajos pues “muchos de los problemas que existen y que han sufrido los museos son el resultado de la falta de continuidad de esos programas de desarrollo o de renovación de los mismos”.

El hecho de que muchas de estas sedes están casi iguales a cuando fueron inauguradas en mayoría por la Dra. Reina Torres de Araúz, hace más de 30 años, nos hace un llamado de atención, pero tenemos la ventaja de que en el plan de gobierno está puntualmente establecida esta recuperación y se le están asignando fondos anuales a estos proyectos, cosa que antes no sucedía.

Museo Antropológico Reina Torres de Araúz
Los trabajos de restauración del Museo Antropológico Reina Torres de Araúz está en proceso de licitación.Archivo | La Estrella de Panamá

Museo Nacional de Historia

Los fondos asignados harán posible que un Museo Nacional de Historia sea una realidad. “Se quiere hacer de la misma calidad que el Museo Antropológico, que cuenta con fondos internacionales, pero acá, vamos a explorar esta nueva fórmula con fondos estatales”, sostiene.

Y se aprovechará el hecho de que al antiguo Inac, al convertirse en un ministerio, debe integrar algunas direcciones que formaban parte de otras entidades, lo que hace que el espacio en el edificio de la Plaza de Francia, sea insuficiente y deba trasladarse a otro lugar.

“Hay que tomar en cuenta que se trata de un edificio antiguo que actualmente tiene muchas deficiencias y que debe ser restaurado en su totalidad y digamos que, aprovechando que nos vamos a mudar, y que queda disponible el edificio, se le decide dar este uso, que de verdad es muy oportuno para este museo”, considera.

Exhibición en el Museo de Historia de la primera bandera de Panamá, confeccionada por María Ossa de Amador.Archivo | La Estrella de Panamá

“Son en edificios de este tamaño en los que se cuenta la historia de un país. Esa esquinita que tenemos ahora no abarca ni la cuarta parte de la historia de Panamá”, explica. El proyecto pretende presentar de forma más amplia y completa nuestra historia.

Y un edificio emblemático como el de la primera Asamblea Nacional y de la Corte Suprema de Justicia, no tendría un mejor uso. “Cuando tú le das ese tipo de uso a estos edificios la gente los puede aprovechar más. Ahora, como es la sede del ministerio, la gente no lo puede ver, no puede entrar, entran al teatro Anita Villalaz, solo cuando hay eventos, pero cuando esté funcionando el museo puedes recorrerlo por completo y disfrutar este patrimonio”, sostiene.

Contenidos y espacios

Para la creación de espacios y generación e contenidos se contempla la participación de la academia. “Los museos son reflejo de estudios, de investigaciones, es una información verídica la que nosotros debemos presentar. Y la mejor manera de hacerlo es involucrando a la academia, universidades, organizaciones que trabajan e investigación como la Universidad de Panamá, la USMA, que es un ente privado, instituciones como el Smithsonian que llevan investigaciones en curso; con ellos vamos a sentarnos y revisar las investigaciones con diferentes profesionales, de acuerdo al campo del museo para entonces, curar el contenido”, informa. A la cabeza de este equipo siempre habrá un representante de MiCultura, que va a certificar que todos trabajen en conjunto. “Para el Museo de Historia será la Dra. Marixa Lasso, historiadora de profesión. Si hablamos de otro museo, se selecciona a un profesional que sea el especialista y cumpla con una serie de requisitos”, destaca.

De acuerdo con Chichaco, con estos proyectos se abre el campo para empleos nuevos ya que generalmente para la creación de un museo se contrata a un museógrafo formado en el extranjero pues en el país no se ofrece esta carrera profesional. “Ahora mismo hay unos 10 museógrafos en Panamá, trabajan para algunos museos, pero lo que queremos nosotros es crear una plaza de trabajo continua con la activación de estas inversiones”, comenta.

Otro espacio que se abre es el de las investigaciones. “Se daban muy pocas investigaciones, lo que se hacía es reciclar algún contenido que ya existía. Ahora lo que se busca es que investiguemos cuales son las informaciones o los nuevos resultados que han habido para actualizar lo que tenemos en exhibición”, recalca. Y esta información debe ser presentada al público de manera novedosa.

“Por ejemplo, el Museo de Arte Contemporáneo generó el año pasado en su exposición de Cruz Diez, en un mes 40,000 visitas. Eso fue un récord para todos los museos y para ellos claro, pero ¿cual fue la clave? que ellos implementaron estos elementos, era algo muy interactivo. A la gente le encantó esto y es el componente que vamos a tratar de implementar en muchos de nuestro museos para que las personas se puedan llevar una experiencia sensorial, que puedas interactuar, que no sea la típica pieza que exhibes en el museo y la tienes puestecita ahí, la miras y te explican qué es; la idea es que vivas un poco lo que sucedió”, comenta.

Otro componente que se suma será el de la accesibilidad. “Estas herramientas tecnológicas nos permiten muchas veces brindar accesibilidad a personas no videntes con el tacto, o con la audición”, dice.

Finalmente, también se está trabajando en un renglón que no requiere de presupuestos y es la creación de políticas públicas con respecto a los museos, inexistente al día de hoy. “Es un componente que se está trabajando paralelamente, y para lo que no se requiere de fondos, sino que nos toca sentarnos con todo el gremio, conversar con ellos, sentarnos entre todos y decidir cual es la mejor manera de trabajar los museos, qué necesidades tienen, cómo el Estado los puede apoyar, y cómo nos organizamos mejor para tener una representación internacional de calidad que no hemos podido proyectar, aunque tenemos buenos museos. Eso es parte del fortalecimiento de la red de museos”, certifica.

Un año difícil

Para completar el Museo Nacional de Historia hace falta todavía algo de tiempo. “Para este año se espera completar el perfil del proyecto, establecer el tiempo exacto que nos va a tomar que estimamos en dos años, pero eso va a depender de los estudios y de cómo avanza el panorama en temas de covid, pero siempre vamos a tener un cronograma propuesto”, acota.

Para finales de 2020 se espera contar con la cronología de eventos y el establecimiento de las investigaciones que serán necesarias. “Hoy podemos estar pensando en una serie de experiencias, pero de repente vamos a tener que cambiarlas ; es interesante cómo un evento de este tipo te obliga a imaginar cosas y pensar cómo van a cambiar los museos”, reflexiona.

Según la especialista, este es un período en el que estamos tomando lecciones aprendidas, investigando a fondo y tratando de establecer por completo el proyecto para que en el 2021, si todo marcha bien y nos hemos recuperado, empezar con los trabajos de restauración”, afirma. Asimismo se contempla que para el final de la gestión, si se mantienen los planes establecidos, todos lo museos estarían funcionado. “La pandemia nos ha atrasado un año y nos toca ver qué disponibilidad de fondos tenemos porque hay prioridades. . Puede que no podamos completarlos todos, pero pienso que si logramos unos 10, habremos cumplido nuestro objetivo”, asegura.

Chichaco invita a la ciudadanía a interesarse por nuestros museos y a visitarlos, superada la pandemia. Entre museos privados y estatales y centros de visitantes se suman en el país más de 56 espacios que requieren del apoyo de todos los panameños.

Por: Esther M. Arjona

Tomado de: https://www.laestrella.com.pa/cafe-estrella/cultura/200719/propuesta-museos-renovados-interesantes-accesibles