//

Viernes, 02 Julio 2021 15:11

Denuncian extravío de piedras tacitas y apuntan a inmobiliaria que realiza obras en Quilpué: presentaron acciones legales

Profunda molestia existe al interior de la comuna de Quilpué, luego que fuera denunciado el extravío de gran cantidad de piedras tacitas desde un camino en el cual una empresa inmobiliaria se encuentra construyendo un condominio («Arenas de Quilpué»), precisamente en el sector Colinas de Oro, en la zona sur de la Ciudad del Sol.

Vale hacer presente que, según definición del Consejo de Monumentos Nacionales, las piedras tacitas son restos arqueológicos que habrían sido elaborados por pueblos cazadores recolectores hace más de 10 mil años y que se tratan generalmente de una superficie rocosa horizontal y plana, en la que se han labrado concavidades de poca profundidad en forma circular u oblonga.

Además, indican que por lo general se ubican en espacios asociados a un uso ritual, aunque se estima que habrían sido empleadas fundamentalmente para la molienda de semillas, lo que daría cuenta del impacto del cambio climático en las costumbres humanas, pues esta técnica habría sido empleada para proveer de alimentación a las bandas recolectoras.

Dado el valor patrimonial de estas piedras tacitas, es que organizaciones medioambientales, de pueblos originarios y hasta políticas han manifestado su molestia por lo ocurrido, razón por la cual incluso llevaron todos los antecedentes ante el Ministerio Público, la Gobernación Provincial de Marga Marga y la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

Marcos Moncada Astudillo, socio del Museo Fonck de Viña del Mar, licenciado en Historia y miembro del Grupo Tacitas, señaló que "manifestamos nuestro profundo malestar y molestia por la red de grupos descubiertos en la provincia de Marga Marga saqueando tumbas, sitios sagrados, sitios arqueológico, para fomentar el tráfico ilícito, colecciones particulares o para adornar espacios de ventas de inmobiliarias".

"Recientemente nos hemos enterado del saqueo de las piedras tacitas de Colinas de oro, donde una inmobiliaria hizo un camino para vender, las sacó y las puso en un lado que no sabemos dónde. Así que haremos la denuncia ante la Gobernación de Marga Marga, al Consejo de Monumentos Nacionales y a la Comisión de Cultura de la Cámara, además al Fiscal Nacional y Regional, porque no es posible que sigan estos ilícitos patrimoniales de sitios arqueológicos", dijo.

A esta denuncia se suman las acciones legales que anunció la alcaldesa electa de Quilpué, Valeria Melipillán Figueroa, quien expuso que la acción va dirigida "en contra de todos los que resulten responsables de los hechos constitutivos del delito de daño a monumentos nacionales".

"Las piedras se encuentran protegidas y son patrimonio de nuestra comuna y patrimonio. Es bastante grave lo que sucedió y esperamos que se apliquen las máximas sanciones", agregó.

La alcaldesa electa también sostuvo que los responsables podrían recibir multas de hasta $10 millones o una pena de hasta cinco años de cárcel: "Se trata de una pena bastante baja para el daño causado, que no es sólo patrimonial, sino que espiritual a quienes pertenecemos a pueblos originarios que habitan este territorio ancestral".

En tanto, Juan Cona, vocero de Antumapu, agrupación mapuche de Quilpué, confesó al respecto que "las empresas inmobiliarias están arrasando, destrozando y depredando el medio ambiente y el ecosistema. No lo vamos a permitir. Vamos a firmar un precedente de que el medio ambiente, la ecología, los pueblos originarios y la flora y fauna se respeten en Quilpué".

En un plano más político del tema, el diputado Diego Ibáñez (CS) sostuvo que "esto es un agravio tremendo para la identidad quilpueína, para su patrimonio local. Justamente estamos en momentos donde las inmobiliarias tienen que terminar de comportarse como los matones del patrimonio local y contribuir a que la ciudad resalte su valor propio". Por ello, comprometió "más oficios de fiscalización mediante Contraloría" y recordó que ya presentó un oficio de fiscalización hace más de un año, aunque sin respuestas de la administración municipal actual ni del Ministerio de Bienes Nacionales.

Cabe señalar que el reconocido Dr. Francisco Fonck (1830 - 1912), quien vivió en Quilpué, fue quien inició el trabajo de descripción de las piedras tacitas en la comuna, varias de las cuales fueron instaladas en los años '60 en la plaza frente al Municipio.

 

Recuperado de Pura Noticia (2021).