Ver también: Estado de la situación en América Latina / Combate del tráfico ilícito de bienes culturales 

 

Principios éticos en torno al registro de colecciones  

ID 2.jpg

 

El ICOM es la entidad que reúne a la mayor cantidad de profesionales en museos alrededor del mundo, por lo que al hablar del registro de colecciones, ya existen algunos principios consensuados que se reúnen en el Código de Deontología de Museos.

En su Artículo 3.2. se establece que ” Los museos deben ser conscientes de la destrucción del medio ambiente humano y natural y de la pérdida de conocimientos que entraña el mercado ilícito. Los profesionales de museo deben prestar suma atención al hecho de que apoyar el tráfico ilícito directa o indirectamente, es contrario a la deontología de un museo”.  

Manifiesta que “…este comercio pone en peligro determinadas especies de flora y fauna, viola la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica y es totalmente incompatible con la esencia del patrimonio nacional e internacional”.

Adicionalmente establece que:

        • La custodia de las colecciones es una obligación profesional esencial y el museo deberá asegurarse de que todos los objetos aceptados posean una documentación adecuada y detallada para facilitar su procedencia, identificación, estado y tratamiento. (Artículo 6.2)
      • Todas las piezas aceptadas por el museo deben ser albergadas y mantenidas de manera apropiada.
      • Todo objeto debe ir acompañado por la documentación adecuada y de un análisis de su composición, así como de una comprobación de su estado y de una descripción de cualquier deterioro sufrido”. (Artículo 6.3)
      • El registro y la documentación de las colecciones deben estar acorde  con las normas apropiadas y se constituyen en deber y una responsabilidad profesionales capitales (Artículo 6.4).

Es interesante hacer notar que todos los aspectos mencionados anteriormente  siempre llegan al tema del registro y la documentación, los cuales son puntos primordiales en la prevención del tráfico ilícito y deberían constituirse en un aspiracional de todo profesional de museos y de los museos en sí.

 

Un acuciante problema: la falta de identificación 

La falta de un adecuado sistema de registro y de identificación de los objetos culturales es un problema serio; este inclusive trasciende al mundo de los museos, los cuales son instituciones orientadas a salvaguardar las colecciones de un país, región o localidad.

Para tener una idea de la situación, haremos referencia al estudio que realizó ILAM en noviembre del 2011: "Museos Latinoamericanos y las Tecnologías de Comunicación", el cual se llevó a cabo a través de la difusión electrónica entre las instituciones museológicas integradas a su Directorio de Museos. En este estudio participaron 68 instituciones de 14 países. Si bien éste no se puede caracterizar como una muestra representativa, sí posee valor como una tendencia de lo que sucede en América Latina y el Caribe.

ced1.JPG

 Como resultado de la encuesta se encontró lo siguiente: 

 

  • Sólo un 47% de los museos cuentan con el registro electrónico de sus colecciones.

  • Del 53% restante, un 31% dice no tener un sistema de registro y un 22% todavía lo tiene en papel.

  • Los museos con registro electrónico tienen una gran parte o la totalidad de sus colecciones digitalizadas, sin embargo no todas los registros cuentan con sus respectivas fotografías digitales.

  • De los que respondieron que poseen un registro electrónico, muchos usan opciones como Excel, Access o Word, los cuales son muy básicos.

  • El Open Source (Software Libre) es poco utilizado debido a que estos programas están exclusivamente en inglés, requieren instalación y necesidad de ajustes a la medida hecha por el mismo museo.

  • Algunos gobiernos cuentan con sistemas de registro del patrimonio como el programa SUR de Chile, sin embargo éstos son algo rígidos y en general tienen acceso a ellos principalmente los museos estatales.

ced2.JPG

 

La falta de identificación de los objetos culturales 

En un alto porcentaje los museos no cuentan con un registro exhaustivo de sus colecciones, con lo que podemos prever la situación de otras entidades tales como los espacios religiosos, sitios arqueológicos, colecciones privadas y galerías comerciales, que no dirigen su acción a la administración de colecciones, sino más bien a su uso, lo que hace que se encuentren en una situación mucho más precaria a nivel de sus registros.

En los siguientes enlaces encontrarás información de Ecuador y Argentina sobre los robos de los que fue víctima su patrimonio cultural, y podrás observar en ellos la falta de imagenes de algunos objetos, lo que hace practicamente imposible su recuperación: 

Fuente: Listado de Obras Sustraídas - Información del Instituto Nacional de Patrimonio de Ecuador 
 incp1.JPG  incp2.JPG

 

 

 Fuente: Consulta a la base de datos - Información del Departamento de Interpol de Argentina 

argen1.JPG

argen2.JPG

 

Los nuevos sistemas digitales comprensivos para la administración del patrimonio

El registro y la documentación son principios fundamentales que se deben aplicar en las entidades que administran colecciones y su aplicación funciona como un elemento organizador en la gestión de colecciones.

Tradicionalmente las labores de registro se hacían a mano, la fotografía en la mayoría de los casos se mantenía rezagada, muchas veces por costos, por falta de personal o de tecnología, entre otras, y en muchos de los casos, esta área se mostraba como  un verdadero dolor de cabeza.

Registrar, digitalizar y actualizar la información de las colecciones es un gran esfuerzo institucional al que se requiere invertir energía para actualizar aspectos que por razones históricas, no se han desarrollado acorde con las nuevas condiciones y  las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología moderna.

Hoy, gracias a la Red, los nuevos software existentes, herramientas como el Object ID y la utilización de teléfonos móviles, el proceso de digitalización, inventario y documentación  de colecciones es una tarea que se ha facilitado enormemente, pues se han ido creando sistemas especializados para cumplir con las necesidades del patrimonio cultural.

Se ha mejorado el manejo de las imágenes, el uso de herramientas, las funciones de sincronización, respaldo y almacenamiento de información, la cual actualmente se puede realizar a un bajo costo y con altos grados de eficiencia.

Existen diversos sistemas para la administración de colecciones.  Entre éstos podemos mencionar los existentes en Europa, Estados Unidos y Canadá.

No obstante, en América Latina y el Caribe, al no tener estas instituciones acceso a estos sistemas, debido a su costo e idiomas, el uso estándar es simplemente el registro manual, o el uso de software adaptados a las necesidades, como lo es el Access o Excell y en los últimos años el File Maker, que es un sistema general de registro (para comercios e instituciones de diversa naturaleza), que es básicamente un Excell ampliado, que debe ser customizado/adaptado para el uso de un museo.

Por otro lado, y debido en gran parte a esta situación, algunas entidades gubernamentales de países latinoamericanos han optado por el desarrollo de sistemas de registro para poder registrar al menos las colecciones de museos de tutorialidad estatal.  Entre éstos está Sur en Chile y Abaco en Argentina.