x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

museo-unsa.jpg

 

 

 

 

 

 

museo-unsa.jpg- Robo ocurrió en las narices de los policías de la comisaría de Palacio Viejo. Las autoridades agustinas no tienen calculado el monto de lo sustraído, por no tener un inventario adecuado al valor histórico de estas piezas.

- Autoridades universitarias confiadas en proximidad con dependencia policial vieron innecesaria la colocación de cámaras de seguridad en el interior del recinto. Monto de lo robado bordearía los 25 millones de dólares. El robo más grande en la historia de Arequipa.

Por: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

No pasó ni un par de días del robo en una vivienda en Hunter a mano armada y nuevamente la delincuencia vuelve a dar un duro golpe a la Ciudad Blanca, al desvalijar por completo el museo José María Morante de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) ubicado en la calle Alvares Tomas Nº 200, Cercado, ubicado a una cuadra de la Plaza de Armas.

EL ROBO

Apenas el reloj marcaba las 02:00 horas cuando los malhechores ocultos en el interior del museo, presuntamente desde la noche anterior, pusieron en marcha su plan de acción. Salieron abruptamente de sus escondites y sorprendieron al vigilante Javier Prado Guerrero (47). Lo golpearon con la cacha de un arma de fuego en la nuca, dejándolo inconsciente por algunos minutos. Al recuperarse se encontró atado de pies y manos, hecho que evitó que pudiera pedir ayuda. Mientras tanto, los delincuentes, permitieron el ingreso de otros compinches. Fracturaron los cerrojos de 4 ambientes del museo donde se hallaban los preciados objetos precolombinos, entre estos un manto de plumas de la cultura Wari de más de 900 años de antigüedad que tendría un valor incalculable.

Finalmente tras haber perpetrado el robo más grande en Arequipa, los facinerosos cargados hasta los bolsillos salieron raudamente del interior sin que nadie se percatara de lo sucedido. Abordando un vehículo huyeron de la escena del crimen con rumbo desconocido.

Horas después, Prado Guerrero logró zafarse de sus ataduras, ensangrentado por una lesión en el cabeza producto del golpe, corrió hasta la comisaría de Palacio Viejo ubicada a escasos metros del museo. Los agentes encontraron vacías las vitrinas donde se exponían los valiosos restos arqueológicos. Hasta el lugar llegaron peritos de la sección de robos del Depincri para realizar las pesquisas de ley.

CONTABILIZAN LO ROBADO

Se supo, extraoficialmente, que del interior de tan solo uno de los recintos, los delincuentes tomaron un manto plumario y una gorra de la cultura Wari de incalculable valor, 6 keros Incas (2 antropomorfos, 2 zoomorfos y otros 2 cilíndricos), 4 tejidos y 3 tapa rabos Incas. Agentes y autoridades universitarias continúan contabilizando lo robado en los demás ambientes. El monto de lo robado podría superar los 25 millones de dólares. Se presume que sería vendido en el mercado negro.

SEGURIDAD

Una vez más la falta de prevención es cómplice de los actos delictivos. El museo de la UNSA no contaba con ningún tipo de seguridad más que el vigilante Prado Guerrero. Esto hace más difícil la identificación de los delincuentes. Otra limitación de pruebas para la captura es la inexistencia cámaras de video vigilancia en los exteriores de la calle Álvarez Thomas.

RECTOR DE LA UNSA

El rector de la Universidad Nacional de San Agustín, Víctor Hugo Linares Huaco, llegó hasta la escena del crimen y, en pocas palabras, reconoció el error de no haber tomado precauciones. “Pensábamos que era un lugar muy seguro, ya que el museo está cerca a una comisaría. De parte nuestra no contábamos con ningún tipo de cámaras internas, solo el servicio de vigilancia. Lo robado tiene un valor incalculable tratándose del patrimonio de la cultura del país”.

DIRECTOR DEL MUSEO

El director del museo, Felix Palacios, indicó que los delincuentes se habrían llevado lo mejorcito, como si se tratara de conocedores. “Lo mejor que se llevaron fue el manto plumario de la cultura Wari que tiene una antigüedad aproximada de 900 años” recalcó.

EXTRICTAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

Tras el robo, los altos mandos de la Policía de Arequipa han solicitado estrictas medidas de seguridad en terminales y aeropuertos, con el fin de evitar que los hampones logren sacar de la ciudad los restos arqueológicos.

EL MUSEO UNSA

El Museo de la Universidad Nacional de San Agustín tenía alrededor de ocho mil bienes culturales constituidos por objetos de cerámica, huesos, textiles prehispánicos, momias, objetos líticos, metales, etc. La colección más valiosa es la de Keros o vasos ceremoniales denominada colección Yabar. Brindando exhibiciones a turistas y nacionales por montos hasta de 50 dólares.

Tomado de: http://diarionoticias.pe/desarrollo/Especiales/144086968448/Desvalijan-Museo-UNSA-y-se-llevaron-millones-de-d%C3%B3lares-en-piezas-arqueol%C3%B3gicas


Arequipa: Robo millonario en museo UNSA fue por negligente sistema de seguridad

momia-robada.JPGEl robo de 21 piezas históricas del museo de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), de Arequipa, ha puesto al descubierto las deficiencias de este y otros recintos culturales, informó la directora regional de Cultura, Julia Barreda Bustinza, quien realizó ayer una visita al local de la UNSA para tomar información sobre las piezas robadas y de esa manera, emitir la alerta nacional para evitar su comercialización en el exterior.

Barreda señaló que las deficiencias van desde la ausencia de un sistema de seguridad hasta la falta de planificación y el incumplimiento a las normas que regulan el inventario de bienes y su inscripción en el Registro del Patrimonio Cultural de la Nación.

PUBLICIDAD

“Vamos a dar conocimiento a la Dirección General de Museo ...y tomaremos las medidas que correspondan en los siguientes días”, señaló la responsable de Cultura.

El Museo José María Morante de la UNSA tiene bajo su conservación y difusión alrededor de 14 mil piezas arqueológicas, tanto de la época preinca como inca, especialmente de las culturas Chiribaya, Churajón y Chuquibamba.

Al hacer el listado de lo robado y determinar el tamaño, antigüedad y dimensiones, se concluyó que se trata de 21 piezas las hurtadas, entre ellas 7 keros , 1 pintura al óleo de la virgen del Rosario del siglo XVIII, 1 báculo metal bronce de San Agustín y 13 tejidos de la cultura Chiribaya como de la Inca. Entre estos bienes destaca el manto plumario de la cultura Wari, que a decir de algunos especiliastas, tendría un costo de varios millones de dólares en el mercado negro. Lo triste fue saber que el resto de los objetos robados no fue nunca sometido a tasación , lo que imposibilita su valorización.

La universidad albergaba en este recinto centenares vasos ceremoniales, textiles, mantos, ceramios y objetos del período lítico, restos óseos, objetos de oro y plata, etc. desde el tiempo pre-cerámico 8,000 A.C hasta la colonia y época republicana; pero que felizmente se salvaron.

SEGURIDAD.Para la directora de Cultura, Julia Barreda, las piezas robadas son únicas y de un valor monetario incalculable, por lo que el robo constituye una pérdida muy importante para el legado cultural.

Consideró que los ladrones conocían del valor de cada objeto sustraído.

Un día antes del robo, las puertas del museo se abrieron como era de costumbre. Los visitantes llegaban hasta el local y se presume que en este grupo estuvieron los delincuentes.

Es posible que se ocultaran hasta la madrugada del viernes para esperar el momento oportuno para sorprender al único vigilante del lugar y llevarse las piezas de valor de las cuatro salas .

El grupo de arqueólogos y especialistas de la Dirección Regional de Cultura, supervisó por más de dos horas el museo y detectó que en efecto ninguno de los artefactos tiene póliza de seguro, necesaria para determinar una compensación económica en caso de pérdida o robo como es el caso.

Tampoco hay un sistema de viodeocámaras dentro del recinto que esté al tanto del movimiento en el museo. Además, no se llevaba un registro de visitantes y mucho menos cuentan con personal capacitado para estar a cargo del museo.

Asimismo, el director del museo estuvo ayer por la mañana en la sede de la Depincri dando declaraciones sobre lo sucedido aquella madrugada. El caso lo investiga la policía de robos.

Solo 4 piezas de las 14 mil que albergaba el museo fueron inscritas en el Registro de Bienes Culturales Muebles, unidad orgánica encargada de inventariar aquellas colecciones de carácter local, regional y nacional y que forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación, explicó la directora Julia Barreda.

CONTROL. Julia Barreda agregó que las piezas aseguradas tiene este requisito porque fueron seleccionadas para una exposición internacional hace un tiempo.

“El registro debió hacerse, pues fue reglamentada hacer mucho la norma”, dijo la especialista.

El Sistema Informatizado de Registro del Patrimonio Cultural de la Nación fue implementado en octubre de 2007 en el Ministerio de Cultura, con el objeto de establecer un diagnóstico cuantitativo y cualitativo del Patrimonio Cultural Mueble Peruano.

Por lo mismo, se ha pedido al director del museo, Félix Palacios, que empiece el inventario de los objetos que quedaron en el recinto.

El museo de la UNSA atiende en el horario de 8:15 a 16:15 horas, de lunes a viernes, pero a causa de este lamentable robo, la institución decidió no abrir sus puertas hasta que culminen las investigaciones de la Policía.

A la par, la Dirección Regional de Cultura evaluará la denuncia y la investigación en su conjunto con el objeto de tomar acciones necesarias y determinar si amerita o no una sanción a la universidad frente al posible riesgo que corren las demás piezas almacenadas.

“La universidad ha tenido mucha confianza para no tomar medidas de seguridad en este museo...”, dijo.

No obstante, el rector de la UNSA, Víctor Hugo Linares Huaco, manifestó que el local no tenía la suficiente vigilancia debido a que a escasos metros se encuentra la comisaría de Palacio Viejo.

Alerta. El mismo viernes en la tarde, tomado conocimiento del robo, se envió un mensaje al Ministerio de Cultura para que se emita una alerta a nivel nacional para evitar que los artefactos y bienes hurtados terminen en colecciones privadas.

Detalló que cualquier persona puede tener como herencia o compra una pieza antigua y tener su propia colección.

No obstante, la Dirección de Cultura evaluará si la universidad seguirá a su cargo de las reliquias o puedan ser transferidas a otro museo.

También se informó que los funcionarios de la Dirección Regional de Cultura realizarán inspecciones en los centros y casas museos que operan en la ciudad para verificar si se realizaron estos trámites para este registro.

Indicó que por información obtenidas, el museo de la Catedral y de Santa Teresa, comenzaron la adecuación.

Cultura supervisará si cuentan con el personal capacitado y tienen la vigilancia adecuada a fin de evitar que estas piezas invaluables sean robadas o perdidas.

Tomado de: http://diariocorreo.pe/edicion/arequipa/arequipa-robo-millonario-en-museo-de-la-unsa-fue-por-negligente-sistema-de-seguridad-614363/