x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

 

chunches.jpgPor: Leandro Renou

Según consignó Tiempo Argentino, esas operaciones son algunos de los casos de un tráfico VIP que incluye obras de arte del siglo XVIII, fósiles de 4000 años de antigüedad, piedras espaciales que alguna vez cayeron en la Tierra y hasta cráneos humanos con destino de exportación a Europa. En los últimos tres años, en todos los operativos realizados en Aduanas y decomisos que realizó AFIP en tándem con las fuerzas de seguridad, se confiscó este tipo de mercancías por un valor cercano a los $ 250 millones. Cabe aclarar que esa cifra, abultada, es parcial dado que hay materiales incautados que no son cuantificables en dinero, como cantidades de desechos tóxicos y basura compactada que se encontraron en diferentes aduanas. En paralelo, también el monto es inferior en relación a lo que esas mercancías hubiesen costado en el tráfico. 

Esta semana, el fisco que conduce Ricardo Echegaray reportó el caso de una ciudadana argentina que intentó llevarse a Uruguay tres obras de Carlos Páez Vilaró, en el paso por Entre Ríos. El caso demostró que el contrabando de mercancías recorre todas las clases sociales y no distingue mercancías. Buena parte de esas "rarezas", van a parar al mercado negro de venta a coleccionistas.

Algunas, en tanto, no tienen destino claro. El año pasado, en una intervención realizada en la Aduana de Bruselas, Bélgica, se monitorearon tres envíos postales que se originaron en Argentina. Dentro de las tres cajas de encomienda se hallaron cráneos humanos, que según las consultas a Interpol, la División RILO y el Instituto Nacional de Antropología –todo en el marco de la Ley 25.743 de protección de patrimonio- eran restos óseos contemporáneos. En esa causa interviene la Fiscalía en lo Penal Económico Nº 3. 

Asimismo, en el Puerto de Campana, con procedencia de un tercer país, se decomisaron 2,5 toneladas de piedras que, luego de varios análisis, se confirmaron como meteoritos. Iban de paso a Estados Unidos, y provenían del yacimiento Campo del Cielo, ubicado entre Formosa y Chaco. El territorio en cuestión abarca un área de 1350 km cuadrados en la cual -hace más de 4000 años- una piedra lunar de 800 toneladas cayó desintegrada en miles de partículas de fuego. De allí provienen las piedras de hierro y níquel que se decomisaron. 

Hace unos meses, AFIP dio a conocer otro caso llamativo: el hallazgo en el paso Posadas-Encarnación, que une Misiones con Paraguay, un lingote de oro del año 1824 con la inscripción "Banco Central del Paraguay. Reserva del Estado".

La pieza fue encontrada en una camioneta Ford Eco-sport, y con un peso de 26 kilos se estimó su valor en más de 20 millones de pesos. Cabe destacar que en la época de la Guerra de la Triple Alianza (que enfrentó a Paraguay con Argentina y Brasil), los paraguayos acaudalados enterraban sus pertenencias de valor hasta poder recuperarlas al cese del conflicto, que se concretó en 1870. La causa está radicada en el Juzgado Federal de Posadas, secretaría 1. 

La ruta del patrimonio del Perú 

Hace unos meses, en el área de control de equipaje del Aeropuerto de Ezeiza, un pasajero peruano que venía desde Santiago de Chile, encendió el alerta. Le detectaron una vasta colección de "Macuquinas", monedas antiguas que se acuñaron en distintas ciudades hispanoamericanas entre los años 1575 y 1652. Las monedas habían sido robadas del Perú y, como se estila en estos casos, fueron repatriadas nuevamente al patrimonio histórico de ese país. De hecho, con el lingote de oro de la guerra de la Triple Alianza, el propio titular de AFIP se contactó con el Gobierno guaraní para negociar la devolución. 

Las monedas no fueron lo único sustraído a las arcas peruanas con destino a la exportación. También en Ezeiza, AFIP detuvo un cargamento de obras de arte del Siglo XVIII, justo cuando estaban a punto de ser embarcadas con rumbo a los Estados Unidos. Decomisaron dos esculturas y ocho cuadros, básicamente pinturas al óleo de temática religiosa del estilo virreinal. Entre ellos, una "Virgen de Oro", un cuadro de época con alto contenido simbólico, que había sido robada en un museo peruano. El caso tuvo una particularidad: intervino en la operación un famoso "art dealer", que ya había estado involucrado en tráfico ilegal de obras de arte.

Fósiles y un avión privado de Colombia

Los restos fósiles y piezas de animales extintos son otro de los ítems del tráfico VIP. En Resguardo del Rincón, un puesto aduanero que sirve de control al Paso Internacional Cardenal Samoré, el escanner monitoreó un equipaje de mano en el que se observaron lo que a simple vista parecían ser piedras de diferente tamaño. Traspirando y con movimientos extraños, el pasajero confirmó las sospechas. Le hicieron abrir el bolso y, dentro de los bolsillos de una campera, aparecieron más de 300 dientes de especies de tiburones que habitaron los mares hace más de 4000 años. También el viajante, de nacionalidad chilena, tenía adosadas a su cuerpo otros colmillos de animales marinos. Esas piezas se valuaron en más de U$S 100 mil y tenían destino de exportación a Europa Oriental y Brasil. Todas habían sido robadas del yacimiento paleontológico de la ciudad la Caldera, en el norte trasandino, y eran patrimonio nacional. 

En otro caso, la Justicia Federal intervino en una causa particular: en un avión privado que llegó al aeropuerto de Mendoza desde Colombia, AFIP secuestró 45 piezas paleontológicas de millones de años. La tentativa de importación o exportación del territorio nacional de estas piezas es pasible de las penas previstas para el delito de contrabando que establece el Art. 863 y siguientes del Código Aduanero Argentino, las que van de dos a diez años de prisión.

Según cifras de la división Prohibiciones No Económicas del fisco a los que accedió Tiempo, en lo que refiere a "Bienes Culturales", en los años 2013, 2014 y 2015, se decomisaron 750 unidades por un valor de $ 181 millones.  En cuanto al rubro de "Seguridad en las mercancías", los decomisos superaron los $ 8 millones. Mientras que "Salud y Medioambiente" alcanzó en los tres años la cifra de más de $ 8,5 millones. El contrabando de plantas y otros cultivos también es habitual en rutas argentinas: la variedad palosanto y las orquídeas, sobre todo procedentes de la zona de Misiones, son también productos de decomisos de la Gendarmería Nacional. Es que este tipo de variedades precisan títulos y garantías de autenticidad para ser trasladadas dentro o fuera del país. Para todo este contrabando VIP, las ventas por Internet también empezaron a ser un terreno fecundo para comerciar.

Tomado de: http://www.infonews.com/nota/233199/contrabando-vip-una-virgen-de-oro-craneos-humanos-y-animales-en-valijas