piezas_milenarias.jpg

 

La riqueza arqueológica de México tiene un valor incalculable. Nuestro acervo nacional cuenta con piezas únicas en el mundo; vestigios de otras épocas que relatan de una forma muy precisa la todavía desconocida historia de los pueblos originarios. Una colección de ornamentos, artefactos con los que se hacían ritos y códices que transmiten las cosmogononís de las culturas prehispánicas.  A propósito de esto, en 2018 ocurrió un suceso sin precedentes pues se recuperaron dos piezas invaluables para la cultura olmeca.

Se trata de dos bustos tallados en madera de ceiba y jobo que miden 30 y 38 centímetros de alto, respectivamente. Su fabricación en madera las convierte en las esculturas precolombinas de material orgánico más antiguas. Sin embargo, recuperar estas piezas no fue tarea fácil; de hecho, ocurrió después de un juicio que duró 11 años y en el que México tenía pocas posibilidades de recuperar su patrimonio material.

Esculturas Olmecas AlemaniaLa historia de los bustos

Primero, ¿cómo salieron estas esculturas de México? Las investigaciones indican que el traficante de artefactos costarricense Leonardo Patterson las extrajo ilegalmente del sitio arqueológico El Manatí, en Veracruz. En 1997, Patterson expuso las piezas como parte de una gran colección en España, y no se supo más de ellas hasta 2008, cuando las autoridades alemanas confiscaron un camión en Múnich.

Este vehículo contenía miles de piezas antiguas, las cuales se llevaron a la Colección de Arqueología del Estado Bávaro. Entre investigaciones, juicios y trabajo arqueológico y de conservación, en 2017 los expertos determinaron que había 691 artefactos de origen mexicano. En 2015, el coleccionista Patterson fue declarado culpable por tráfico ilegal y fraudulento de bienes arqueológicos. Y fue así como las esculturas olmecas regresaron al fin a tierras mexicanas.

Esculturas Olmecas AlemaniaEste suceso representa un gran paso no sólo para México, sino para toda América Latina. Muchos países latinos sufrieron  un largo periodo de expolios durante las épocas coloniales y con acciones como esta, cada vez más piezas precolombinas y prehispánicas han regresado a sus países de origen para seguir completando el rompecabezas de las culturas antiguas, y así enriquecer el ideario de las sociedades actuales.
 

Por qué las dos estatuas de 3.000 años que Alemania devolvió a México son consideradas únicas

***

Son de madera, tienen 3.000 años de antigüedad y fueron devueltas a México.

Se trata de dos estatuas prehispánicasde madera que pertenecieron a la civilización Olmeca que habitó el territorio sur de lo que hoy en día es México entre el 1150 a. C. hasta el 900 a. C.

Las autoridades mexicanas aseguran que los dos bustos de madera olmeca, en los que los rasgos humanos apenas se distinguen, fueron tomados ilegalmente del sitio arqueológico El Mantí, ubicado en la cuenca baja del río Coatzacoalcos, en Veracruz, en el este de México, según publica el diario El Universal.

Las estatuas fueron confiscadas del coleccionista de arte costarricense Leonardo Patterson en el sur de Alemania en 2008.

Los bustos son dos de las piezas precolombinas más antiguas hechas de materia orgánica que existen. Y para México tienen un valor histórico y cultural enorme.

En el mercado internacional costarían cada una 100.000 euros (unos US$ 123.000), señala el diario mexicano La Razón.

En 2015, un tribunal dictaminó que las piezas pertenecían a México y el martes fueron entregadas al embajador mexicano en Alemania, Rogelio Granguillhome.

Pesquisa internacional

Las estatuas estuvieron guardadas en la Colección Arqueológica estatal de Baviera después de que fueron confiscadas en Múnich en 2008.

El embajador mexicano en Alemania, Rogelio Granguillhome y Rupert Gebhard de la Colección Estatal de Arqueología en Múnich, se estrechan las manos.El embajador mexicano en Alemania recibió las piezas en un juicio que se extendió por 10 años.

Formaban parte de una colección de más de 1.000 piezas aztecas, mayas y olmecas y que habían sido buscadas por más de una década.

Cuando el coleccionista Patterson exhibió la muestra en el norte de España en 1997, los expertos sugirieron que algunas de las piezas eran falsas y se realizó una investigación.

Patterson guardó la colección en España, donde las estatuas permanecieron hasta 2008.

Mientras tanto, España descubrió que él no era el propietario legítimo y ofreció devolver los artefactos a los países de origen que podían realizar un reclamo legítimo.

En 2008, España confiscó cientos de artículos y los devolvió a Perú.

Pero Patterson trasladó los restos de la colección a Múnich, donde fueron incautados por la policía ese mismo año.

"Importante precedente"

Patterson siempre sostuvo que adquirió su colección legalmente de otros coleccionistas.

Uno de los dos hallazgos olmecas exhibidos en cajas protectoras durante una conferencia de prensa de la Colección Arqueológica estatal de Baviera en Múnich.Los bustos son dos de las piezas precolombinas más antiguas hechas de materia orgánica que existen.

"Todo eso lo conseguí en Europa. No trafico piezas", dijo en el momento en que las piezas fueron confiscadas por la policía de Munich.

Pero el tribunal en Múnich tomó en cuenta la declaración de un testigo que dijo que Patterson afirmó que había adquirido las dos piezas de un comerciante de arte, que a su vez las había obtenido de un ladrón de tumbas.

La justicia alemana dictaminó que no podía probar la propiedad legal de las dos piezas, que se conservaron en la Colección Arqueológica estatal de Baviera, mientras que el caso y una apelación de Patterson estaban en curso.

En una ceremonia realizada el martes en el museo, María Villareal, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), dijo que la restitución de las piezas sentó "un importante precedente a favor de México".

"México argumentó que es el propietario de estas piezas según la legislación mexicana y que puede demostrarlo en el caso civil en Alemania", dijo.

Patterson fue declarado culpable en 2015 de traficar con falsificaciones y poseer artefactos saqueados. Su sentencia fue arresto domiciliario debido a que tenía alrededor de setenta años.

Tomado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43495148