santos.jpg

La madrugada del pasado jueves  (13 de mayo, 2017) robaron coronas, anillos, la media luna a la Virgen de Dolores, Virgen de los Milagros y Virgen de Urkupiña, al Santo Señor de Quillacas y al  Señor de los Milagros, además a los Santos del Espíritu, todos ellos  de la iglesia San Agustín en La Paz, Bolivia.
El templo San Agustín está ubicado en la calle Mercado, al lado de la Alcaldía paceña. Una mujer cubierta con pañoleta en la cabeza se persignó y las lágrimas fueron rodando por su cara arrugada, al ver que a la Virgen de Urkupiña, la primera que se encuentra al lado derecho del ingreso del templo, le faltaban su corona de plata, los anillos de ambas manos, la media luna completa de plata que estaba a las faldas de la santa.
Además, el niño que lleva en sus manos, ya no tenía los anillos de plata. "Por Dios, quién pudo hacer esto, si es una santa. ¿A dónde hemos llegado?”, dijo la mujer musitando mientras se limpiaba la nariz con un kleenex.  
Unos 10 pasos más allá, en un altar está el Señor de los Milagros crucificado; ahora le falta algo, "su corona era de oro y se lo sacaron, esto es increíble, pero no se sabe cómo ingresó el ladrón y cómo pudo abrir el mueble de vidrio donde está el santo, de paso se llevaron los floreros de plata”, contó otra mujer que rezaba para que aparezcan las alhajas.
Avanzando medio metro más, del mismo lado, en el otro altar está el Señor de Quillacas, cuyo cartel de identificación de  luz color lila  ilumina el rostro de Yolanda de Jaldín que es parte de la hermandad del Señor de Mayo.
"A él le robaron la corona. Pero no entiendo cómo los ladrones pudieron alcanzar a abrir la puerta porque esto se abre con llave y donde se encuentra el Señor de Quillacas es nomás alta, ahora está sin su corona”, le explicó a otra persona.
Yolanda da la media vuelta y muestra a los presentes que los que sufrieron el robo también fueron los Santos del Espíritu Santo que se encuentran en una caja de vidrio sentados, cubiertos con una capa blanca por detrás.
"A ellos  les sacaron sus zapatos, corona y sus joyas que estaban en sus manos”, indicó Yolanda, quien dijo que  ella llegó a la iglesia el jueves a las 10:30 y una persona se le acercó indicándole que se habían robado las joyas de distintos santos. Ella no podía creer lo que escuchaba y lo único que hizo fue llorar.
El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de La Paz (FELCC), Johnny Aguilera, reportó el robo de joyas de la iglesia de San Agustín y dijo que la Policía se moviliza para seguir la pista de los ladrones. Por el momento se desconoce el valor de las joyas sustraídas.