canadiense.jpgUna pareja de canadienses, habitantes de Izamal, Yucatán, entregó 179 piezas arqueológicas que tenían en su dominio a especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La entrega se dio después de un aviso hecho por José Arturo Chab Cárdenas, jefe del Departamento de Trámites y Servicios Legales del Centro INAH Yucatán, quien les comunicó a los ciudadanos canadienses que poseían bienes pertenecientes a la nación, informó en un comunicado el instituto.

Al devolver voluntariamente las piezas, los arqueólogos Francisco Burgos Villanueva, Sylviane Boucher Lelandais y Yoly Palomo Carrillo resolvieron que el acervo se compone de fragmentos en piedra de elementos decorativos (pilastras, cornisas y molduras), así como de objetos cerámicos de uso cotidiano (cajetes trípodes, vasos y ollas de pequeño formato).

“El análisis arrojó la presencia de dos tipos de cerámica, una de origen maya, fechada entre los periodos Clásico Tardío (600-800 d. C.) y Clásico Terminal (800 - 1000 d. C.), y otra que provendría de Nayarit u otras regiones del Occidente mexicano”, señaló Francisco Burgos.

El arqueólogo agregó que la filiación específica y la cronología se determinarán en exámenes posteriores, además de que los fragmentos de piedra caliza serán preservados en almacenes del INAH en Izamal, mientras que los objetos completos se llevaron a la ceramoteca del Centro INAH, en Mérida.

De igual forma, se trabaja en la realización de un catálogo con información y fotografías de las 179 piezas, y después se procederá a inscribir cada una en el Sistema Único de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos y en los inventarios del INAH.

 

Tomado de: http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2017/07/11/1174897