Patrimonio Construido

El Patrimonio Construído, está integrado por el conjunto de los bienes culturales inmuebles (*), que son expresión o testimonio de la creación humana, y se les ha concedido un valor exepcional arquitectónico, histórico, religioso, científico y/o técnico.

(*) Los "Bienes inmuebles" son los productos materiales inamovibles de la cultura, que pueden ser conservados y restaurados por algún tipo de intervención. Ejemplo de ello son: una casa histórica, un acueducto, una catedral, un edificio industrial, un cementerio, un monumento o el centro histórico de una ciudad, entre otros.

ILAM propone como Casas del Patrimonio Construido, los siguientes:

Casas Históricas

Dedicadas a destacar y preservar construcciones históricas utilizadas principalmente como viviendas de personajes ilustres, artistas, entre otros, y que conservan su decoración y colecciones permanentes expuestas (como objetos personales, o de uso de la época).

Recintos Religiosos

Dedicadas a destacar y preservar construcciones históricas de carácter religioso, en uso actualmente o abiertas al público con colecciones de carácter permanente, como iglesias, conventos, monasterios, catedrales, ermitas, entre otros.

Construcciones Militares y Públicas

Dedicadas a destacar y preservar construcciones históricas con fines militares (fuertes y murallas), así como edificios y estructuras monumentales resultado del trabajo agro-industrial (silos, fábricas) del transporte (estaciónes de trenes) y las comunicaciones (puentes), entre otros.

Centros Históricos, Cementerios y Monumentos

Dedicados a destacar y preservar conjuntos espaciales como Centros Históricos integrados por construcciones históricas (viviendas, edificios y espacios públicos) así como otros espacios de uso público como plazas y sus esculturas y Cementerios patrimoniales.