nizuc.jpgEn Cancún se alerta de un nuevo conflicto ambiental. Se pretende construir un hotel en medio de dos zonas protegidas, dicen los ambientalistas.

En marzo de 2015, la Semarnat negó la autorización del proyecto, 9 meses después cambió de opinión.

Juan José Morales, Premio Nacional de Divulgación Científica: "Con lo que se pretende hacer allá se va agravar la situación; va afectar a los arrecifes de Punta Nizuc que por cierto son también un atractivo turístico, por eso es muy importante evitar cualquier alteración ambiental en Punta Nizuc".

Francisco Villarreal, abogado y activista en Cancún, Quintana Roo: "Aquí lo que se combate es la preservación de la duna que como pueden ver es evidente su existencia a pesar de que tanto la delegación federal de la Semarnat, como lo propios promoventes manifiestan que no hubo duna y por eso les autorizaron la MIA".

Quinientos sesenta y cinco habitaciones, dos bares acuáticos y cinco albercas forman parte de un hotel de 15 niveles que se pretende construir en este predio ubicado en la zona conocida como Punta Nizuc, cerca de la zona hotelera de Cancún.

Un proyecto lleno de irregularidades, denuncian grupos ambientalistas  que ya empezaron a interponer amparos.

Araceli Domínguez, grupo ecologista del Mayab: "No reconoce que está en medio de dos áreas naturales protegidas: Manglares Nichupté y el Parque Marino Nacional, como no lo reconoce tampoco presenta mitigaciones."

"Hay una serie de irregularidades que nosotros notamos. Por ejemplo, le solicitan una opinión técnica al consejo estatal forestal. Este sesiona en una fecha, el 28 de noviembre y el 3 de diciembre envía la visita técnica. O sea, primero dan  la anuencia y después ordena que se lleve a cabo la visita técnica al predio", agregó Francisco Villarreal.

El proyecto original de ese hotel era de 565 habitaciones y posteriormente se redujo a 530, es decir, 35 menos para poder cumplir con la normatividad.

Ya que en marzo de 2015, la Semarnat negó la autorización de la manifestación de impacto ambiental para que se construyera ese hotel y determinó que tampoco se aprobara  por excepción el cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

La dependencia enumeró que el grupo hotelero español Riu incumplía con distintos artículos establecidos en las leyes ambientales. Que no presentó elementos suficientes para determinar la viabilidad ambiental. Que caía en incongruencias en lo que pretendía desarrollar. Además de rechazar que hubiese manglar y fauna protegida  en la norma oficial mexicana 059 semarnat-2010 cuando si había.

Situaciones que hicieron que la Semarnat, encabezada entonces por Juan José Guerra Abud, determinara no  autorizar el proyecto. 

Sin embargo, 9 meses después, ya con Rafael Pacchiano al frente de la dependencia, el 18 de diciembre de 2015  la Semarnat aprobó la manifestación de impacto ambiental, diciendo que todo estaba correcto.

La manifestación de impacto ambiental que fue negada y autorizada en un lapso de 9 meses fue firmada por el mismo funcionario: Alfonso Flores Ramírez.

"La propia Semarnat señala en el resolutivo que autorizó la MIA que el predio del otro lado se encuentra tan solo a 14.3 metros de un sitio Ramsar, es decir, un humedal protegido por convenios internacionales; existen ejemplares de iguana rayada que hemos visto durante esta grabación que está enlistada en la NOM 59", dijo Francisco Villarreal.

Alejandra Serrano, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental:"No entendemos porque cuando se negó la autorización en 2015 si era muy importante ambientalmente el predio y a estas fecha ya no es tan importante para la secretaría del medio ambiente, cuando la comisión nacional de áreas protegidas recomendó que no se diera la autorización al proyecto."

Se solicitó la versión de Semarnat y la respuesta fue que el titular estaba de comisión.

Asimismo, los ambientalistas señalan que el ayuntamiento de Benito Juárez también influyó en que se autorizara la manifestación de impacto ambiental al aprobar el plan de desarrollo urbano 2014-2030.

"Porque el municipio lo que hace es, abre una sesión de cabildo para cambiar las densidades de este terreno y darle a Punta Nizuc la densidad que necesitaban", comentó Araceli Domínguez.

"Fue muy desafortunado este plan de desarrollo urbano porque lo que hizo fue incrementar  de 4 niveles permitidos de construcción a 16 niveles y de 75 cuartos por hectárea a 275 cuartos por hectárea, incrementando mucho la presión dentro de la zona", explicó Alejandra Serrano.

Rolando Melo, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, ayuntamiento Benito Juárez, Quintana Roo:"categóricamente  te lo niego. El PDU 2013 si se hace tema de conversión con número de cuartos hoteleros, con la comparación del PDU 2014 se le disminuyeron casi 400 cuartos menos -¿Riu ya pidió permiso de desmonte?- Ingresaron una solicitud de chapeo y desmonte, sin embargo, únicamente se recibió el expediente."

El futuro del proyecto hotelero cuestionado se encuentra en los tribunales; se han interpuesto diversos amparos y concedido 4 suspensiones provisionales.

Pero en Quintana Roo, las alertas por destruir el medio ambiente no cesan.

"Uno de los procuradores del ambiente declaró que Quintana Roo es uno de los estados con mayor crimen ambiental", señaló Araceli Domínguez.

 

Tomado de: http://noticieros.televisa.com/mexico-estados/1602/peligra-punta-nizuc-cancun-proyecto-hotelero/