x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

¿Cómo surgió la civilización maya? A pesar de todo lo que hemos aprendido sobre los mayas en las últimas décadas, ésta es una pregunta para la cual los arqueólogos aún no tienen una respuesta precisa. Sin embargo, esta semana podrían estar un paso más cerca de responderla.

Hasta ahora, el debate se ha centrado entre dos principales hipótesis.

Algunos expertos defienden que la civilización maya surgió bajo la influencia directa de los olmecas que habitaron La Venta, en lo que ahora es Villahermosa, México. Alternativamente, hay quienes consideran que la cultura maya se desarrolló por su cuenta, de forma independiente, en la selva que ahora forma parte de Guatemala y el sur de México.

En un artículo que se publica hoy en la prestigiada revista Science, arqueólogos de la Universidad de Arizona ponen en tela de juicio ambas hipótesis y se aventuran a presentar una tercera explicación.

MÁS COMPLEJO 
DE LO QUE SE CREÍA

El proyecto de investigación, iniciado en el 2005 y financiado entre otros por la National Geographic Society, se llevó a cabo en el centro maya de Ceibal, en Guatemala, con la participación de más de 30 investigadores y 60 trabajadores locales. "Queríamos comprender cómo la civilización maya se desarrolló, particularmente, en relación con la civilización olmeca" explica para El Economista Takeshi Inomata, arqueólogo e investigador principal del estudio. "Ceibal, localizada en el extremo suroeste de las tierras bajas mayas, nos pareció el lugar ideal para resolver esta cuestión; cuenta con una gran cantidad de cerámica muy antigua".

Los investigadores realizaron excavaciones detalladas que les permitieron estudiar la arquitectura del sitio, mientras que el análisis con radiocarbono y de la composición química de la cerámica ayudaron a establecer una cronología temporal de este centro maya.

En el artículo, el profesor Inomata y su equipo describen un complejo ceremonial (compuesto por una plaza, montículo y plataforma) construido al inicio de la ocupación de Ceibal, alrededor del año 1,000 a.n.e. Esto es 200 años más antiguo que otros ejemplos arquitectónicos comparables, lo que convierte al complejo ceremonial de Ceibal en el más antiguo descubierto hasta ahora.

La construcción del complejo ceremonial "habla de un cambio social drástico en Ceibal ya que hasta antes de esa fecha, la gente de la tierra baja maya llevaba una vida más bien nómada dependiendo en parte de la agricultura, la caza y la recolección" dice Inomata. A partir de este punto, las construcciones ceremoniales en Ceibal aumentaron en tamaño y número. "Nosotros proponemos que el desarrollo de la civilización maya fue un proceso complejo. No hubo una única influencia (La Venta), sino una interacción entre las regiones del sur de la costa del Golfo de México, Chiapas y la costa sur del Pacífico".

El hecho de que el complejo ceremonial de Ceibal fuera construido antes de que La Venta se convirtiera en un centro de gran influencia apoya su conclusión. Anteriormente, se pensaba que el tipo de estructura encontrado en Ceibal había sido inventado en La Venta y de ahí, llevado al área maya. Pero la secuencia temporal que presentan los investigadores de la Universidad de Arizona refuta esta idea. La fundación de Ceibal no ocurrió bajo la influencia de La Venta, ocurrió más bien de forma simultánea.

UN MISMO PROCESO CULTURAL

El profesor Inomata aclara que esto no quiere decir que los mayas sean más antiguos que los olmecas. Los olmecas desarrollaron un centro conocido como San Lorenzo, que prosperó entre el 1,400 al 1,150 a.n.e. Mientras la gente de San Lorenzo elaboraba grandes esculturas de piedra, los mayas de las tierras bajas eran aún nómadas en la selva. Pero San Lorenzo no tiene centros ceremoniales complejos con pirámides, que luego se convertirían en una parte característica de La Venta y de Ceibal.

"Tradicionalmente, la gente piensa que La Venta se construyó inmediatamente después de San Lorenzo. Nosotros, junto con otros académicos, pensamos que hubo un lapso substancial de tiempo entre el declive de San Lorenzo y la creación de La Venta" dice Inomata. "Durante este vacío de poder, varios grupos en el sur de Mesoamérica, incluyendo a los residentes de Ceibal, comenzaron a experimentar con nuevas ideas mientras adoptaron selectivamente algunos de los viejos elementos usados no sólo por los pobladores de San Lorenzo, sino también de otros grupos tempranos".

En su artículo, los autores concluyen que tanto Ceibal como La Venta fueron parte de un mismo proceso de cambio cultural que ocurrió en un periodo comprendido entre el 1,150 y el 800 a.n.e.

LIMITANTES DEL ESTUDIO

Un punto focal de esta investigación es la determinación precisa de la fecha de las excavaciones. En conferencia de prensa, Hitoshi Yonenobu, coautor del trabajo y profesor de la Naruto University of Education en Japón, explicó: "Utilizamos la técnica del radiocarbono o carbono 14, que permite estimar la edad de materiales orgánicos. Para disminuir las fuentes de error utilizamos un gran número de muestras que seleccionamos muy cuidadosamente. Luego, construimos un modelo estadístico conocido como Bayesiano que combina la información de los datos absolutos derivados del radiocarbono y los datos relativos estimados por la arqueología".

Inomata afirma que se tomaron todas las medidas posibles para hacer el análisis lo más riguroso posible, aunque reconoce que sus datos pueden tener un margen de error de más-menos 100 años. Otro punto de cautela es que la datación con radiocarbono de La Venta se realizó en 1940-1950, cuando la técnica era menos precisa que hoy en día. Por ello, para este estudio, utilizaron datos de radiocarbono y análisis de cerámicas provenientes de zonas residenciales de La Venta colectadas más recientemente por colegas arqueólogos.

CAMBIO DE PARADIGMA

Rodrigo Liendo, especialista en arqueología maya e investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, quien no participa en este estudio, dice que éste es "un trabajo arqueológico meticulosa y ejemplarmente diseñado que nos muestra un aspecto desconocido de los primeros momentos del desarrollo de la civilización maya prehispánica".

Y agrega:"Por muchos años, los arqueólogos pensamos que el desarrollo de un patrón arquitectónico en la región maya era el producto de la difusión de conceptos surgidos en épocas muy tempranas en el área olmeca. El trabajo en Ceibal deja en claro que sus primeros habitantes formaron parte activa en una red mucho más amplia de contactos e influencias mutuas".

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tomado de: http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2013/04/25/se-acercan-origen-mayas