WhatsApp-Image-2020-01-03-at-10.28.28.jpg

El Frente por el Patrimonio convoca a organizaciones como la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales, el Colegio de Arqueólogas y Arqueólogos de Chile, la Sociedad de Escritores y la Red de Sitios de Memoria, entre otros.

 

A mediados de agosto de 2019, un grupo de organizaciones se reunió con el fin de crear una plataforma con presencia nacional y capaz de colocar en debate el proyecto de ley de Patrimonio Cultural presentado por el Ejecutivo en 2018. Entonces, los dirigentes, académicos y gestores culturales veían con distancia la propuesta del Gobierno. El argumento de fondo tenía que ver con que el proceso había sido “entre cuatro paredes” y que no representaba las inquietudes de la ciudadanía.

De esta manera, las agrupaciones dieron vida al Frente por el Patrimonio, instancia que hoy convoca a diversas entidades, entre ellas, la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales, el Colegio de Arqueólogas y Arqueólogos de Chile, la Sociedad de Escritores, la Red de Sitios de Memoria y la Asociación Nacional de Trabajadores del Patrimonio.

“Siempre se nos presentó la idea general del proyecto, pese a que muchos actores quisieron conocer el documento, de manera previa a su ingreso. Sin embargo, una vez en el Parlamento, se encendieron las alarmas, puesto que consideramos que no responde a las necesidades de las comunidades”, explicó Tania González, presidenta de la Asociación Nacional de Trabajadores del Patrimonio (Anatrap) e integrante del Frente.

“Por eso, queremos buscar la posibilidad de que este proyecto sea retirado, pero para eso tiene que haber un compromiso muy grande. Lamentablemente, creer que vía indicaciones podemos mejorar este proyecto es una ingenuidad muy grande. Ya hemos estudiado un sinfín de entradas y salidas jurídicas y no hay posibilidades de que las falencias estructurales puedan ser cambiadas”, añadió la profesional.

Desde su presentación, el proyecto de ley del Ejecutivo ha propiciado divisiones entre las organizaciones vinculadas al patrimonio. Las críticas no sólo apuntan al modo en que fue elaborada la norma, sino que también a la estructura que propone. En ese sentido, la iniciativa plantea la creación de dos organismos que reemplazarían al actual Consejo de Monumentos Nacionales, es decir, el Consejo Nacional del Patrimonio Cultural y el Consejo Regional del Patrimonio Cultural. A su vez, estas entidades contarían con secretarías técnicas.

Sin embargo, para el Frente por el Patrimonio, esta orgánica, lejos de descentralizar la protección patrimonial, propone una concentración de las discusiones. “Lo que finalmente se plantea es una alta presencia del Ejecutivo, o sea, del poder estatal. En este ejercicio el Estado no es el que debe decidir qué vamos a proteger o qué vamos a olvidar. Son las comunidades las que deben definir y, como trabajadores del área, lo que debemos hacer es asesorar desde el punto de vista técnico, tratando de dejar de lado las subjetividades que puedan existir al respecto. A eso debemos sumarle que no existió consulta indígena”, dijo Tania González.

En el proyecto, el Ejecutivo también propuso diversas categorías de protección, entre ellas, el patrimonio mueble, inmueble, inmaterial, paisajes, monumentos públicos y sitios de memoria y memoriales.

Para Javiera Campos, integrante del Frente por el Patrimonio, es relevante la creación de nuevas categorías, sobre todo, la ligada a la memoria. No obstante, señaló que los planteamientos aún son insuficientes. “La categoría es buena, pero los sitios de memoria necesitan más que eso, porque, por ejemplo, se requiere financiamiento y protección especial. Éste es un patrimonio bastante complejo y una de las cosas que se está viendo ahora es que necesitamos protección frente a hechos negacionistas”, comentó.

“Además, en estos lugares pueden haber pruebas para juicios, entonces, se tata de una protección mucho más compleja”, sostuvo, agregando que, frente a las recientes vulneraciones a los derechos humanos es importante analizar cómo amparar el patrimonio que surge frente a estos hechos.

“Nos preocupa bastante la protección de los sitios de memoria nuevos, porque están surgiendo nuevos sitios de memoria y no hay nadie que los proteja”, advirtió.

De esta forma, el Frente por el Patrimonio se propone iniciar una serie de acciones con el fin de sociabilizar el contenido de la propuesta elaborada por el Ejecutivo. Para la organización esta es una discusión urgente, sobre todo cuando se advierte que, desde el Gobierno, las intenciones son acelerar el debate parlamentario.

Revisa el proyecto de ley aquí.

Por: Abril Becerra

Tomado de: https://radio.uchile.cl/2020/01/04/agrupaciones-culturales-se-organizan-contra-el-proyecto-de-ley-sobre-patrimonio/