piramide-kinich.png

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), del Gobierno Federal, inicio la restauración de la pirámide de Kinich Kakmó, ( Kinich-Kak-Moo) a 66.5 kilómetros al este de Mérida y a unos 60 kilómetros al noroeste de Chichén Itzá, en Izamal, Yucatán.

La pirámide de Kinich Kakmó, ( Kinich-Kak-Moo) se encuentra dedicada al dios solar, puesto Ich, que quiere decir cara; Kaak, fuego; Moo, guacamay, que es el basamento más voluminoso del norte de Yucatán y la tercera más grande, después de las pirámides de Cholula en Puebla y Teotihuacán, en estado de México.

En el proyecto se invierten dos millones de pesos, y consiste en la limpieza de toda la pirámide, y restauración y consolidación del cuerpo superior. Los trabajos se encuentran a cargo de los arqueólogos Luis Millet Cámara, Rafael Burgos Villanueva y Yoly Palomo Carrillo de la Sección de Arqueología del Centro INAH Yucatán.

La historia de la pirámide

La pirámide de Kinich Kakmó se remonta probablemente al siglo VI d. de C. en el periodo clásico mesoamericano, ubicada al norte de la plaza principal de la ciudad de Izamal tiene un volumen de 700 000 m³ y fue sede de una de las entidades de mayor importancia, demográfica, política y económicamente de Yucatán en el mundo mesoamericano.

En Izamal hay otros monumentos arqueológicos de grandes dimensiones de los cuales están en proceso de ser excavados y expuestos por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Centro INAH Yucatán.

Una de las más grandes de Mesoamérica

La pirámide de Kinich Kakmó es una de las estructuras mas grandes de Mesoamerica, su basamento mide 200m de largo por 180m de ancho, su construcción se estima entre 400 y 600 DC.

En el Códice Dresde aparece Kinich Kakmó con cabeza de guacamaya y cuerpo humano portando una antorcha encendida en cada mano, lo cual es una forma de validar la interpretación del nombre hecha por el Arqueólogo Alfredo Barrera Vásquez.

Excavasiones y consolidaciones

También colaboran en el proyecto los arqueólogos Rodolfo Canto, Adal Dzul, Cristian Méndez, quienes realizan las excavaciones y consolidaciones de dicha pirámide.

Según Eduardo López Calzada, Director del Centro INAH Yucatán “los trabajos de consolidación en dicha pirámide son de gran importancia para el INAH, puesto el gobierno de la republica invierte en acciones de salvaguarda del patrimonio cultural de los Yucatecos y de todo el país, es un orgullo que investigadores yucatecos, realicen los trabajos para beneficio de todos los visitantes”.

Cinco pirámides monumentales

.Al término de la restauración, el INAH permitirá la visita a la cúspide la pirámide prehispánica. Según el Arqueólogo Luis Millet Cámara, codirector del proyecto arqueológico “La pirámide denominada de Kinich Kakmó en el municipio de Izamal, es la más visible y mejor restaurada de la localidad, y es una de las 5 pirámides monumentales que se encuentran en la población. Es una gran estructura de diez niveles dedicada a la deidad solar maya, construida encima de una enorme base. Hacia el sudeste se encuentra otra gran pirámide llamada Itzamatul.”

Preciso que en Izamal, también existen otras pirámides en espera de restauración entre las que se encuentran: Hun Pik Toky en el oeste el espacio público se cierra con el templo del Kabul, Tuul (El Conejo), Habuc y Chaltun Ha.

Una zona de historia

En el centro de Izamal en el lugar donde hoy está el convento franciscano estaba la pirámide Pap Hol Chack. Después de años de trabajos, se han descubierto una gran cantidad de estructuras arqueológicas en la zona urbana y sus alrededores, calculadas en más de un centenar en la región que formaba parte, antes de la llegada de los conquistadores españoles del cacicazgo maya llamado Ah Kin Chel.

 

Tomada de: https://www.yucatan.com.mx/imagen/inician-la-restauracion-de-la-piramide-de-kinich-kakmo