5d5a2d8349487.jpg

Debido a la tugurización, el abandono y la negligencia, el 10% de los predios declarados patrimonio cultural en el Centro Histórico de Lima y el Rímac se encuentra en estado inhabitable.

Shirley Mozo, directora de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, indica que, de ese porcentaje, la mayoría de inmuebles son de propiedad del Arzobispado de Lima, la beneficencia o personas que viven en el extranjero y se han desentendido.  

“Siendo propiedad privada, el ministerio tiene limitaciones para actuar: solo le puede exigir al propietario mantener intacta la fachada. De afectarla, lo máximo que puede hacer el ministerio es imponerle una multa”, señala Mozo.

La ley indica que, únicamente en caso de desastres o incendios, el ministerio puede activar un fondo de emergencia para evitar un mayor deterioro de los monumentos durante las primeras 24 horas de sucedido el siniestro. Luego de eso, la rehabilitación depende de la liquidez del propietario.  

En los últimos meses, a dos años del bicentenario de la independencia del Perú, la fiscalía pidió al sector Cultura un informe sobre doce edificaciones del Centro Histórico de la época virreinal e inicios del siglo XX. La lista incluye al Teatro Colón y el edificio Giacoletti en la plaza San Martín (incendiado). También varias construcciones de Barrios Altos, como El Buque y las quintas Heeren y Rincón del Prado. 

En esa misma línea, el último viernes la Tercera Fiscalía Provincial Civil de Lima solicitó informes sobre las acciones llevadas a cabo en la Quinta Heeren, a la Municipalidad de Lima, el Ministerio de Cultura y a la empresa inmobiliaria Inversiones Quinta Heeren S.A., ante el estado calamitoso del monumento considerado patrimonio, que en el 2016 fue declarado en “estado inhabitable total”. 

El fiscal a cargo, Álex Azucena, indicó que iniciaron las diligencias preliminares, de acuerdo con la Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, y respecto al patrimonio cultural e histórico protegido por el Estado. 

—Lenta recuperación—

Otra de las edificaciones sobre las que se pidió informe en los últimos meses es la Quinta Presa, la cual ha tenido cinco restauraciones en los últimos 100 años. “Ahora estamos trabajando para que la comunidad sienta que se beneficia con ella y se comprometa a mantenerla”, cuenta José Méndez, director ejecutivo del Patronato del Rímac, que administra la quinta.  

Actualmente, esta construcción está recuperada para mirarla desde fuera. Hace poco se construyó una plaza en los exteriores, que costó medio millón de soles.
Además, el Patronato del Rímac tiene un proyecto para la completa recuperación de la quinta. Requiere una inversión de S/19’765.000 a través del plan Copesco, de Mincetur, y otras empresas privadas dispuestas a financiarlo.  

A diferencia de las anteriores iniciativas, no solo contempla la recuperación arquitectónica del inmueble, sino que también prevé que este se convierta en un museo con un CITE creativo (centro de innovación y transferencia económica).

Por: Marís del Carmen Yrigoyen

Tomado de: https://elcomercio.pe/lima/patrimonio/10-inmuebles-declarados-patrimonio-cultural-lima-rimac-inhabitable-noticia-666683