yagan.jpg

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, acompañada del director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Carlos Maillet, realizó hoy la primera restitución de piezas a la cultura Yagán, las que hasta la fecha formaban parte de la Colección Gusinde del Museo Nacional de Historia Natural.

“Hemos traído y devuelto tres objetos de la cultura yagán como una demostración de nuestra convicción de que los territorios deben y merecen tener los objetos de sus culturas originarias en ese territorio. Son su identidad y su patrimonio. Además, muchas de estas piezas son colecciones que ya están inactivas y guardadas en los museos, de manera que ya no están visibles tampoco para el público. Aquí se conectan rápidamente con la tradición de su cultura, en este caso, la yagán”, comentó la secretaria de Estado después de la simbólica ceremonia realizada en Punta Arenas.

Se trata de la máscara de cuero ceremonial, el cesto Tawela y la réplica de canoa de corteza, que  corresponden a los estudios de las expediciones realizadas por el sacerdote y antropólogo Martín Gusinde a comienzos del siglo pasado, que hasta ahora se encontraban en los depósitos de la institución de Santiago.

A contar de ahora, estas piezas serán resguardadas por el Museo Antropológico Martín Gusinde de Puerto Williams, bajo la figura de un “préstamo permanente”, en el marco de la política de restitución de bienes culturales fundada en un diálogo responsable con los pueblos originarios, que encabeza el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Pamela Alvarado, representante del pueblo Yagán, destacó que “para nosotros es muy importante que los objetos de esta colección Gusinde y en general el patrimonio material Yagán puedan retornar a su territorio de origen, así como también es relevante para todas las comunidades poder acceder a su patrimonio. Es un derecho a la propia cultura”.

La ministra Valdés agregó además que “la idea es continuar con otras colecciones, traer más objetos y también iniciar algunas gestiones de piezas que sabemos que están en instituciones que están en el extranjero y es una política que estamos siguiendo desde el Ministerio con los pueblos originarios. El patrimonio no pertenece al Estado sino a las culturas, a las sociedades y a las comunidades que le dieron origen».

Esta acción se enmarca en el aniversario número 100 de las expediciones de Gusinde en el extremo austral de Chile y el aniversario 50 de su muerte. Además, se suma a la agenda de conmemoración de los 500 años de descubrimiento del Estrecho de Magallanes.

 Tomado de: https://www.cultura.gob.cl/institucional/ministra-de-las-culturas-realiza-primera-restitucion-de-bienes-patrimoniales-a-la-comunidad-yagan/


Restituyen piezas de la cultura yagán a la comunidad de Bahía de Mejillones

Una máscara ceremonial de cuero, una réplica de canoa y un cesto integran la primera entrega que hizo el Ministerio de las Culturas a la comunidad yagán. Los objetos estaban en el Museo de Historia Natural y ahora serán exhibidos en el Museo Antropológico Martin Gusinde de Puerto Williams.

Fueron cuatro expediciones las que el sacerdote y antropólogo alemán Martín Gusinde realizó a Tierra del Fuego. Entre 1918 y 1924 se acercó a las comunidades yaganas, selk’nam y kawéskar con el objetivo de conocer de cerca sus tradiciones y vida cotidiana, justo en un momento en que esos pueblos patagónicos sufrían una dramática disminución de su población, producto de la intervención de los colonos británicos.

Nacido en Breslavia (Polonia) en 1886, Gusinde se ordenó como sacerdote en 1911 y un año después lo destinaron a Chile como profesor de ciencias naturales del Liceo Alemán de Santiago. En su paso por el extremo sur realizó un amplio registro fotográfico, notas de campo, y reunió objetos etnográficos, algunos de los cuales forman parte de la colección que resguarda el Museo Nacional de Historia Natural. Parte de esos artículos fueron restituídos a la comunidad yagán, en una visita que la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, realizó esta mañana a Punta Arenas.

“Con esta restitución sellamos el comienzo de un regreso histórico, en el marco de un diálogo con la comunidad yagán, que ha hecho saber su justa necesidad de recuperar los bienes culturales pertenecientes a su pueblo. Es nuestro deber avanzar en el rescate de la memoria histórica y en el diálogo intercultural como motor de la identidad”, dijo la ministra Consuelo Valdés.

 

La entrega se enmarca dentro de la políticas de restituciones de bienes patrimoniales que el Ministerio de las Culturas ha llevado adelante. Es la primera acción con la comunidad Yagán, antes se habían llevados piezas a la comunidad Rapa Nui. Ayer, en tanto, una delegación del British Museum de Londres visitó la isla junto ministro de Bienas Nacionales, con el objetivo de avanzar en las conversaciones sobre el posible retorno del moai Hoa Hakananaiʻa.

A 100 años de las expediciones de Martín Gusinde en Tierra del Fuego, son tres piezas las que se entregaron a la comunidad yagán de la Bahía Mejillones, las que ahora serán expuestas en el Museo Antropológico Martin Gusinde, ubicado en Puerto Williams.

Foto original de Martin Gusinde, Anthropos Institute.

Una de ellas es una réplica en miniatura de una embarcación, específicamente una canoa de corteza que utilizaban los yaganes y que data de 1919. También un cesto de tipo tawela de 1923, utilizado para la recolección de frutos. Y por último, una máscara ceremonial de cuero pintado, uno de los objetos más emblemáticos de la cultura yagán, rescatada en una expedición de 1926. Esta última era utilizada en la ceremonia Kina, rito donde los hombres yaganes jóvenes eran introducidos al mundo mitológico.

“Para la comunidad indígena yagán de Bahía Mejillones, es muy importante tener acceso a su cultura, y que estos objetos puedan estar en su propio territorio que es donde está el conocimiento y la memoria que está vinculada a estos objetos”, comenta Pamela Alvarado, miembro de la comunidad indígena yagán de la Bahía Mejillones.

Foto original de Martin Gusinde, Anthropos Institute.

A pesar del transcurso del tiempo, algunas de las tradiciones de la comunidad aún se mantienen vigentes, como la práctica de la cestería en junco y la construcción de canoas. Ambos objetos que retornan al territorio, así como también la máscara de cuero pintado, son artículos de gran valor para los yaganes y se relacionan directamente con sus antepasados.

“La importancia de estos objetos que están en la colección Gusinde tiene que ver con que las personas que los confeccionaron son nuestros parientes, son nuestros tatarabuelos, bisabuelos, de la comunidad que hoy en día está viva y que vive hoy en Puerto Williams”, cuenta Pamela Alvarado.

Con el objetivo de seguir con las restituciones a la comunidad yagán, el Ministerio de las Culturas busca establecer un plan de trabajo que considere otras 200 piezas pertenecientes a la Colección Gusinde, rescatadas por sacerdote en su paso por Tierra del Fuego.