murales-ciegos.jpg

 

Manos a la Pared es la iniciativa que amplía el acceso al patrimonio visual de Santiago a través de herramientas de accesibilidad que involucran el tacto y la audiodescripción.

El 47,3% de las personas adultas en situación de discapacidad declara dificultad severa o extrema para ver sin anteojos ópticos o lentes, lo que corresponde a 1.228.342 personas que enfrentan dificultades y restricciones en la participación por este motivo, según el área de Estudios de Servicio Nacional de la Discapacidad. Personas que no pueden ejercer su derecho para acceder, conocer y participar del patrimonio visual que forma parte de su territorio.

Ante este diagnóstico, Manos a la Pared se instala para convertir el tacto y la audición en los protagonistas de una experiencia que busca derribar las barreras de acceso a la cultura.

La iniciativa, ejecutada por la Asociación para la Cultura Inclusiva Mu.Cho en alianza con la Ilustre Municipalidad de Santiago a través de su Oficina de Discapacidad, se trata de una inédita intervención en el patrimonio muralístico del Barrio Bellas Artes y Lastarria: un circuito de seis murales traducidos a través de placas táctiles especialmente diseñadas para las personas ciegas y de baja visión. Este proyecto es financiado por el Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, a través del Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos 2017.

"Manos a la pared nace de la unión consciente de tres inquietas mujeres que se encontraron en el Diplomado de Gestión Cultural de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Este proyecto se ideó bajo la premisa de romper con las barreras que impiden el acceso a las artes y las culturas. Por lo tanto, Manos a la Pared nace, crece y, esperamos, se reproduzca, para aportar en la felicidad y en el ejercicio de la ciudadanía que personas con discapacidad visual pueden lograr al conocer su entorno patrimonial, artístico y cultural", dice Paula Cancino, presidenta de la Asociación para la Cultura Inclusiva Mu.Cho.

"Estamos apostando a que Santiago, comuna capital, sea modelo en inclusión, a que nadie se sienta alejado, a que nadie se sienta limitado a poder acceder a la cultura. La cultura, el arte, tiene como misión generar conciencia, promover, remecer el corazón, remecer los sentidos. Y en ese sentido este esfuerzo va justamente en esa línea. A que todos podemos vibrar con el arte, vibrar con nuestros murales, aprender a conocer nuestra ciudad y, en el fondo, aprender a quererla", destaca el alcalde Felipe Alessandri de la I. Municipalidad de Santiago.

El jugador de palin

El proceso de ejecución de Manos a la Pared comenzó en octubre de 2017 con una exhaustiva curaduría liderada por la artista visual Karen Schumacher y la asesora en accesibilidad Mónica Sepúlveda. Se evaluaron todos los murales del Barrio Bellas Artes y Lastarria, de día y de noche, tanto por su contenido, posibilidades de traducción y acceso.

"Los criterios involucrados en la selección de los murales guardan relación, por un lado, con el contenido representacional de cada composición, aquello que ilustran o visibilizan, su importancia cultural y el acceso que usualmente las personas ciegas tienen a tal información, por ejemplo, el rostro de Ludwig van Beethoven, de Roberto Matta o una obra original de este último. Otro elemento importante fue su accesibilidad en el recorrido", dice la artista Karen Schumacher.

Junto a Mónica Sepúlveda hicieron diversas visitas a la zona, unieron los potenciales murales y evaluaron las desventajas y barreras que pudieran presentar uno u otro trayecto.

"Fue bastante complicado recorrer las calles del Barrio Bellas Artes porque en primer lugar las guías podotáctiles no correspondían a las leyes de accesibilidad", explica Mónica Sepúlveda, quien realiza el asesoramiento a partir de su propia experiencia como persona con discapacidad visual. También agrega que circuitos como Manos a la Pared son
importantes "porque las personas ciegas generalmente no visitamos museos y el arte generalmente es poco inclusivo, no se permite tocar".

Finalmente, los murales seleccionados para el primer circuito de Manos a la Pared son:

-La Debutante de Roberto Matta. Ubicación: Plaza Mulato Gil de Castro, Museo de Artes Visuales, MAVI.
-El jugador de Palin de Francisco Maturana. Ubicación: Mosqueto #456
-Ganza de Javier Barriga. Ubicación: Santo Domingo esquina Miraflores
-Un Surrealista llamado Matta de Alexander Tadlock. Ubicación: Mosqueto esquina Monjitas.
- Mosaico Ludwig van Beethoven de Jorge Campos «Pixel Art». Ubicación: Monjitas 578.
-Lastarria Patrimonial de Luis Núñez San Martín. Ubicación: José Victorino Lastarria 290.

Las placas táctiles instaladas en los murales cuentan con una traducción a escala de la obra e información en Braille. Además, el circuito es parte de la aplicación móvil Lazarillo, un servicio utilizado por personas ciegas para facilitar su orientación por la ciudad, a pesar de los muchos y diversos obstáculos que enfrentan. Así es como las personas pueden complementar la experiencia táctil con la audiodescripción de cada mural incorporada en la aplicación móvil.

El lanzamiento de Manos a la Pared fue el martes 10 de julio y se realizó en el Museo de Artes Visuales (MAVI), una institución que ha brindado una valiosa colaboración a la ejecución del proyecto en sintonía con su línea de mediación cultural.

"Para nuestro museo la inclusión ha sido uno de los pilares fundamentales en los trabajos con nuestros públicos. Creemos que el derribar barreras de acceso físico son el primer paso de un largo camino hacia el respeto por la diversidad. El abrirnos a explorar los distintos sentidos para percibir las artes visuales (en este caso) es una riqueza tanto para los videntes como para las personas ciegas y de baja visión. Es una oportunidad de explorar nuestras maneras de percibir y disfrutar del arte en la búsqueda del acceso universal. Como Museo de Artes Visuales llevamos varios años desarrollando piezas táctiles, sonoras, olfativas así como traducciones en lenguaje de señas de nuestras exposiciones y actividades", destaca la directora ejecutiva de MAVI, Cecilia Bravo..

"Hoy con Manos a la Pared tenemos la alegría de extender este trabajo a nuestra Plaza Mulato Gil de Castro, nuestra puerta de entrada al museo con nuestro icónico mural de Matta: La debutante. Esperamos seguir contribuyendo a este proyecto para que la inclusión se tome todos los rincones de Barrio Arte y de nuestra ciudad", agrega.

Al lanzamiento del circuito se sumarán visitas guiadas para que las personas ciegas, y toda la comunidad de Barrio Bellas Artes y Lastarria, puedan acceder a una experiencia que busca contribuir a uno de sus derechos fundamentales: el acceso a la cultura.

Tomado de:http://www.elmostrador.cl/agenda-pais/2018/07/11/inedito-circuito-de-murales-para-personas-ciegas-en-barrio-bellas-artes-y-lastarria/