carreteras.pngSe originan en torno al 600 a.C., y la tecnología LiDAR las ha puesto al descubierto

La tecnología LiDAR se ha revelado como un potente aliado para las prospecciones de superficie en lugares donde la densa masa arbórea oculta ciudades enteras. En la Cuenca del Mirador (Petén, Guatemala) ha servido para documentar los trazados de una red de super carreteras iniciadas por los mayas en torno a 600 a.C. en esta región que se considera la cuna de su civilización. La información precisa sobre la ubicación y dimensiones de estructuras se ha convertido en un excepcional aliado a la hora de planificar diferentes intervenciones arqueológicas sobre el terreno. De momento se han documentado 17 de estas grandes vías de comunicación que facilitaban el tránsito de personas y mercancías por áreas cenagosas.

Una antigua red de carreteras que se extendía a lo largo de 240 kilómetros ha sido descubierta en la jungla de Guatemala, según indica un escaneado de alta tecnología realizado en la zona.
Utilizadas por los mayas para viajar y transportar mercancías, las carreteras se han podido identificar en la cuenca del Mirador, que se sitúa en la región norteña de Petén, en Guatemala, en el interior de la mayor extensión de selva tropical virgen que queda en Ámérica central.
También conocido como el Reino de Kan, El Mirador se considera la cuna de la civilización Maya. Antes de ser abandonada en 150 d.C., era la mayor ciudad-estado del mundo tanto por su tamaño (más de 2.100 kilómetros cuadrados) como por su número de habitantes. Alojaba la pirámide más grande conocida de Centroamérica, y era el hogar de al menos un millón de personas.

carreteras1.png


Los investigadores conocen la presencia de estas carreteras desde 1967, cuando el experto británico en la civilización maya Ian Graham publicó un mapa del Mirador mostrando caminos que cruzaban las regiones cenagosas. Ahora, técnicas de detección remotas basadas en láser han sido utilizadas para mapear la zona, proporcionando nueva información acerca del enorme sistema de super carreteras.

El LiDAR (por sus siglas en inglés Light Detection and Ranging tool), es capaz de penetrar la espesa vegetación de la jungla a una ratio de 560.000 puntos por segundo, produciendo imágenes detalladas que imitan una vista 3-D de las zonas escaneadas.

"El LiDAR usa pulsos de láser que rebotan desde la superficie de la Tierra a través de las hojas y retornan a una computadora montada en un avión", ha explicado Arlen Chase, arqueólogo en la Universidad de Nevada, que trabaja en el proyecto. "Mientras que la mayoría de la gente creyó que la tecnología no sería útil basándose en experimentos anteriores en América Central, nosotros quedamos convencidos en 2006 de que podía usarse para determinar qué hay en el suelo en cuanto a yacimientos mayas bajo las copas de los árboles de la selva".
Investigadores pertenecientes al "Mirador Basin Project", liderado por el arqueólogo y antropólogo Richard D. Hansen de la Universidad de Utah, han escaneado y analizado hasta ahora más de 1.100 kilómetros cuadrados de la cuenca.

"Los resultados van mucho más allá de nuestras espectativas", ha dicho Chase. Las imágenes resultantes del LiDAR reflejan de forma precisa estructuras, aterrazamientos agrícolas, pirámides, canales, recintos y una red de 17 carreteras.
Hansen, que ha estado excavando calzadas desde 1990, ha encontrado detalladas evidencias de la técnica constructiva de las carreteras, sus destinos y su ubicación.

"Con la tecnología LiDAR, hemos sido capaces de investigar las increíbles dimensiones y complejidad de estas calzadas", ha dicho, revelando que los Mayas rivalizaron con los antiguos romanos en habilidades constructivas.

Tomado de: http://arqueologiaenred.paleorama.es/2017/02/las-grandes-carreteras-mayas-que-oculta.html