x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

 metro-mx.jpg

Cada día 5,5 millones de personas se transportan en el metro de la capital mexicana. Y lo hacen entre decenas de piezas arqueológicas, esculturas, murales y obras de arte, cuya historia narra ahora el nuevo Museo del Metro, en el sur de la ciudad. El recinto, que cuenta con siete salas, se localiza junto a una estación de la Línea 12 en el barrio de Mixcoac. Tiene como parte de su acervo 98 piezas arqueológicas halladas desde el inicio de la construcción del metro, a finales de la década de 1960. 

"El Metro es un museo urbano, un museo del día a día que va acumulando experiencias, vivencias y que va teniendo todo esto que hoy se está plasmando en estas salas", dijo el alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, al inaugurarlo el sábado.

En 48 años de servicio el metro reunió 388 bienes culturales, según el área de Conservación y Restauración del Sistema de Transporte Colectivo (STC). 

Además posee 4.300 boletos creados en el marco de alguna efeméride, maquetas, uniformes, planos, carteles e imágenes. Cada uno muestra su relación con la vida social, cultural y artística de México.

"Desde su apertura el 4 de septiembre de 1969, el metro siempre tuvo una línea cultural. Desde el inicio se pensó en hacer exposiciones en su interior y en mostrar en él producción artística y cultural", dijo a dpa Vanessa Bohórquez, encargada de cultura del STC.

En los andenes se exhiben un fósil de mamut, monolitos y partes de templos aztecas, así como obras de artistas contemporáneos, como "Del códice al mural" de Guillermo Ceniceros, "Visión de un artista mexicano sobre Francia" de Rodolfo Morales o "Metro de Londres-Metro de París", de Rafael Cauduro.

En una de las urbes más grandes del mundo, con 20 millones de habitantes incluyendo la zona metropolitana, el metro es una alternativa eficaz para sortear los problemas de movilidad, pero pocos notan que en muchas de sus 195 estaciones existe un patrimonio cultural que va desde tiempos prehispánicos hasta la actualidad.

Ahora esa riqueza es explicada en el Museo del Metro. Lo que buscamos, dijo Bohórquez, es "hacer exposiciones en tránsito que muestren el valor natural que tiene el metro y su relación con la gente".

Para mostrar esta relevancia, las exposiciones reunirán el pasado y el presente de este transporte público que abarca más de 225 kilómetros de extensión.

Por ejemplo, se recuperará la primera exhibición que se hizo en sus entrañas, en 1969, titulada "Imagen México" y se exhibirán objetos coloniales y fotos de los primeros asientos acojinados que llevaba este sistema de transporte, a la usanza de un tren de lujo.

La iconografía de sus estaciones, tarjetas con motivos artísticos, como una que recién se hizo con el autorretrato del artista alemán Otto Dix, un boleto dedicado al luchador "El Santo" y obras de artistas como Leonora Carrington, Dr. Atl, Rufino Tamayo, Francisco Toledo y José Luis Cuevas también formarán parte de estas muestras temporales. 

 

Tomado de: http://www.eluniversal.com/noticias/cultura/museo-del-metro-mexicano-una-historia-subterranea_637330