Tello.pngLa única forma de comprender al Perú es mediante el estudio, análisis e información de la naturaleza de nuestras antiguas culturas. Siempre lo creyó así el denominado padre de la arqueología peruana, Julio César Tello, descubridor de las culturas Chavín y Paracas.

Tello tuvo el mérito de ser uno de los primeros científicos sociales en quebrar la supuesta inferioridad de los antiguos pueblos del Perú. Por décadas acumuló innumerables testimonios de la grandeza del pueblo peruano, y demostró que nuestros antepasados tenían logros como para dejar de avergonzarnos de nuestras raíces.

No solo impulsó la construcción del Museo de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, sino que luego de su muerte siguió inspirando a las nuevas generaciones de arqueólogos.

Precisamente en honor a su legado, hace medio año abrió sus puertas el nuevo Museo de Sitio Julio C. Tello, en la mismísima reserva nacional de Paracas, a 22 kilómetros al sur de Pisco.

Allí se resguarda una vasta colección de 120 piezas representativas de la cultura Paracas, desde sus períodos iniciales hasta el año 200 d.C. Además, cuenta con una sala para la proyección de videos sobre los paracas y sus orígenes. También se exhiben objetos materiales utilitarios como tejidos, cerámicos e instrumentos diversos. En pocas palabras, su cosmovisión del mundo.

El museo se encuentra operativo y es una de las paradas obligatorias para quienes visitan la región y quieren conocer su cultura, entre amigos, en pareja o en familia. Despierte ese ADN especial que tenemos los peruanos por la cultura y dese una vuelta por este espacio museográfico.

 

Tomado de: http://larepublica.pe/turismo/cultural/836892-el-museo-de-tello