x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

 

pobre-francisco.jpgMilcíades Mejía, presidente de la Academia de Ciencias de República Dominicana advirtió mediante una carta pública enviada al Ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, que el proyecto contratado para la restauración de las ruinas de San Francisco, violenta e irrespeta en muchos de sus planteamientos las recomendaciones de UNESCO para intervenir sitios que están declarados Patrimonio Mundial.

En la carta, Mejía, sostiene que el proyecto “Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo” debería replantearse seriamente y tomar en cuenta el rechazo de gran parte de la sociedad que lo ve como una “propuesta indeseable”.

El presidente de la Academia de Ciencias señala por igual que apoya los cuestionamientos que han hecho al proyecto de remodelación de las ruinas de San Francisco instituciones como el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), y apoya sus puntos de vista, igual que las objeciones presentadas por la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental.

A continuación se remite el texto de la carta enviada al ministro de Cultura por la Academia de Ciencias:

Señor:
José Antonio Rodríguez

Ministro de Cultura

Ministerio de Cultura de la República Dominicana.

Distinguido y muy apreciado Señor Ministro:

Sirva la presente para saludarle deferentemente y reiterarle nuestro sentimiento de respeto y elevada consideración, a tiempo de exponerle la preocupación que motiva la presente misiva ante la problemática que se ha generado en torno a la intervención de las ruinas del convento de San Francisco, primicia histórica del llamado “Nuevo Mundo”.

Basado en el estudio de los planos y dibujos presentados por el reputado Arquitecto Rafael Moneo, ganador de un certamen auspiciado por el Ministerio de Turismo, varias instituciones entre las cuales podemos señalar, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), la Dirección del Patrimonio Monumental del Ministerio de Cultura, el Colegio Dominicano de Arquitectos, al igual que los especialistas en Patrimonio Cultural de nuestra Academia de Ciencias, han podido constatar que el proyecto contratado violenta gravemente nuestras ruinas patrimoniales, considerando que esta particular restauración y
utilización del conjunto monumental irrespeta, en muchos de sus planteamientos, las recomendaciones de UNESCO para intervenir sitios que están declarados Patrimonio Mundial.

Consideramos que el proyecto “Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo”, debería replantearse seriamente el rechazo del proyecto aludido, pues además de las consideraciones técnicas que así lo aconsejan, ha suscitado en los vecinos importantes segmentos de nuestra sociedad y de los medios de comunicación una reacción negativa, entendiendo que “con esta propuesta indeseable la ciudad Colonial de Santo Domingo sufriría un golpe mortal como primacía del continente.”

La Academia de Ciencias de la República Dominicana ha estudiado con detalle el informe presentado por el Comité Dominicano de ICOMOS en relación a la intervención en el conjunto de ruinas del convento de San Francisco y lo considera muy acertado en todos sus acápites. También ha escuchado las motivaciones de la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental para objetar el proyecto y nos parecen absolutamente acertadas. Ninguna de esas instituciones había sido previamente consultada.

Por este motivo queremos ofrecerle el apoyo de nuestra institución para que, de la manera
más positiva, sea reformulado completamente el proyecto seleccionado por el Ministerio de Turismo y el programa Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

Si así se hiciera, como confiamos, se podría generar un proyecto diferente que se adecue a la necesidad de preservar el valor patrimonial histórico y la conveniencia de consolidación y mejor aprovechamiento y uso público del convento de San Francisco y su área arqueológica asociada.

Finalmente, es nuestro criterio, como Academia, que el nuevo proyecto debería ser sometido a discusión entre las entidades a las que la ley le otorga esa responsabilidad, de manera que el resultado se ajuste a las normativas de UNESCO para la intervención de ruinas patrimoniales y sitios arqueológicos.

Esperando que nuestra solicitud sea valorada y atendida en la justeza de nuestro planteamiento por la preservación de nuestras riquezas y de nuestro patrimonio cultural, sin otro particular, deseándole muchos éxitos en su gestión, le saluda.

Atentamente:

Milcíades Mejía Pimentel

Tomado de: http://www.amodominicana.com/2015/07/13/academia-de-ciencias-de-la-republica-dominicana-cuestiona-proyecto-remodelacion-ruinas-de-san-francisco/


Consideraciones sobre el proyecto de las ruinas de San Francisco

Las principales afectaciones negativas que se desprenden del estudio del proyecto preparado por el Arquitecto Rafael Moneo sobre el conjunto monumental de las ruinas de San Francisco y su zona arqueológica asociada, son las siguientes.

  • La Convención de la UNESCO Sobre Patrimonio Cultural y Natural obliga a respetar la autenticidad e integridad de las ruinas del convento de San Francisco y su zona arqueológica asociada. La restauración de las ruinas con muros y cubiertas modernas de hormigón armado, acaba completamente con la autenticidad del monumento. Por este motivo ya desde un principio es inadmisible plantear este tipo de intervención en el conjunto monumental.
  • Las “Cartas de Restauro” y las Convenciones internacionales apoyadas por UNESCO, especifican sin lugar a dudas que plantear la restauración de unas ruinas patrimoniales solamente es adecuado cuando sea imprescindible para garantizar su integridad. En este caso es inadmisible utilizar este argumento para defender una restauración de las ruinas, pues en 1993 se realizó la consolidación integral de las mismas, dentro de un proyecto modelo y desde entonces no han sufrido daños de consideración a pesar del abandono en que el estado las ha mantenido. Por este motivo, si bien es necesario fortalecer su consolidación, restaurarlas es del todo innecesario.
  • El proyecto aprobado por el programa “Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo” no prevé una investigación arqueológica integral en el sitio afectado por la intervención. Solamente se han realizado investigaciones documentales y simples catas de sondeo en algunos lugares del solar. Esta actuación es evidentemente insuficiente y no garantiza en absoluto ni el respeto a los restos arqueológicos que existen en toda la zona asociada al monumento, ni su correcta investigación.
  • La carga de visitantes y el tráfico vehicular que generaría la visitación de las estructuras asociadas al proyecto, como es el centro de eventos de nueva planta que se prevé construir, no han sido valoradas adecuadamente en el proyecto. Un barrio antiguo y tradicional, con viales estrechos y calles tortuosas como se presentan en esta zona, como corresponde a un área planteada en pleno siglo XVI, no puede asumir la carga que se le pretende imponer sin realizar obras que desvirtuarían la integridad y autenticidad de este histórico barrio.
  • La visión tradicional del complejo monumental de las ruinas del convento de San Francisco forman parte del paisaje urbano de la Ciudad Colonial. El proyecto arrasa por completo con esta visual para convertir el sitio en un lugar donde el hormigón reina y las edificaciones modernas anulan el paisaje colonial.
  • Las ruinas del antiguo convento, la iglesia y la capilla, en el contexto del proyecto de Rafael Moneo, dejan de tener el protagonismo del área monumental, pasando a convertirse en meras decoraciones de un espacio moderno que se califica como de “arquitectura de autor”. De esta forma, aun cuando el resultado estético pueda agradar a algunos, el monumento pierde por completo su autenticidad.
  • El proyecto aprobado por el programa “Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo” nunca ha sido fruto de una discusión enriquecedora con las instituciones dominicanas competentes en la conservación y el manejo del patrimonio cultural de la nación. De hecho se ha realizado completamente a sus espaldas. Esta situación ha propiciado que el proyecto de Rafael Moneo adolezca del imprescindible consejo de quienes viven el pulso de las ruinas y su entorno día a día y las conocen mejor que nadie. Es por ello, entre otras cosas, que el resultado tiene tantas deficiencias en el campo de su adaptación al espacio monumental.

Por todos los motivos anteriormente citados, la Comisión de Ciencias Sociales de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, considera completamente inadecuado el proyecto de intervención de las ruinas del convento de San Francisco aprobado por el programa “Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial de Santo Domingo”.

Así pues solicitamos encarecidamente a las autoridades que el proyecto se rechace y se realice otro, bien distinto, que, entre otras, incluya las siguientes actuaciones:

  1. Consolidar las ruinas sin reconstruirlas.
  1. Utilizar materiales del siglo XVI para reparar las zonas que lo requieran.
  1. Realizar una excavación arqueológica integral de todo el solar asociado al convento.
  1. Ajardinar adecuadamente el área verde.
  1. Crear un sistema de visitación con elementos desmontables que permita generar un uso público del monumento respetuoso y sostenible.

Solo de esta manera se podrá garantizar el mantenimiento de la autenticidad y la integridad del monumento y su zona arqueológica asociada, premisas imprescindibles para que un bien forme parte de selecto conjunto de monumentos declarados Patrimonio Mundial por UNESCO.

Por: Milcíades Mejía Pimentel

Tomado de: http://almomento.net/consideraciones-sobre-el-proyecto-de-las-ruinas-de-san-francisco/116972