x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

 

convergencia.JPG

¿Qué ocurre cuando intereses de partes diferentes coinciden en el espacio- tiempo y en muchas ocasiones conllevan muy distintas expectativas? Es decir, cuál será el resultado en un territorio, destino turístico, área natural o rural, si las expectativas de visitantes-turistas, las comunidades locales y el entorno natural y cultural no coinciden?

Si bien la respuesta puede imaginarse como obvia, parece que en muchas ocasiones no se quiere ver, imaginar o simplemente ni se tiene en cuenta, y esto último sería la peor de las situaciones, sin duda alguna.

Imagínense un Area Natural, digamos un Parque Natural, donde convergen los intereses y expectativas de los visitantes, ya sean excursionistas o turistas, que conllevan una serie de necesidades (facilidades turísticas) que han de ser cubiertas para dar respuesta satisfactoria y así generar una productividad económica, que genere ingresos económicos y beneficios tanto a las empresas como al resto de los actores involucrados. Aunque esto se puede complicar y de hecho ocurre a menudo, cuando además convergen otros intereses de otra demanda hacia el área natural, como puede ser la de los cazadores.

Incompatibilidades y sinergias entre ambos, pueden conducir al desastre del territorio y destino

Pero al mismo tiempo, este territorio natural objetivo, debe responder a las expectativas de las poblaciones locales, lo que implica una serie de equipamientos, infraestructuras, transportes, y otros servicios públicos, análogos a otras zonas (no protegidas), que permiten un desarrollo económico y social, que garantice su forma de vida, y evite una migración a otros núcleos o urbes.

Y por otra parte, esta área natural protegida, posee unos valores ambientales, por los cuales ha conseguido su titularidad pública protegida, que además también son sociales y culturales, los cuales han de preservarse por encima de todo.

El uso productivo de este espacio, puede o no coincidir con la conservación activa y el denominado medio ambiente productivo, cuando hablamos de uso público para el turismo.

Sin duda alguna esa posible coincidencia se da, cuando se define un modelo de desarrollo y gestión, que trate de converger estos 3 tipos de intereses y expectativas, sobre este mismo territorio, que en definitiva es la base o cimientos de la construcción y gestión de un destino turístico, en base a su patrimonio natural.

Ahora que está de moda, hablar de entrega de experiencias, es muy importante enfatizar y recordar la necesidad de convergencia de estos intereses, si se quiere obtener esas experiencias memorables, tan demandadas, porque es necesario y sobre todo rentable, lograr esta sinergia de expectativas.

Cuando se habla de destinos eficientes, sostenibles y por ende competitivos, emerge la necesidad de la implementación de la Gobernanza, pero ésta funciona, cuando existe esa sinergia de intereses o cuando se trabaja para conseguirla. Si se logra, el resto es mucho más fácil y desde luego la competitividad, se incrementaría de forma muy notable.

Por tanto para obtener la cooperación de los principales actores (Coopetencia- Coopetition) o stakeholders de un destino o territorio turístico, primero es imprescindible tener en cuenta sus diferentes intereses y expectativas y tratar de gestionar modelos que provoquen sinergias, versus incompatibilidades.

Lo cierto es que tenemos un solo y único patrimonio natural, en el que coinciden diversos intereses y si no se sabe manejar se pone en peligro su existencia y en este caso, todos pierden y perdemos.

Un cordial saludo,

Arturo Crosby

Tomado de: http://www.efeverde.com/opinion/convergencia-de-intereses-entre-turistas-locales-y-las-areas-naturales/