x

¡Ya está disponible la programación Talleres ILAM virtuales 2019! Conoce la programacion aquí

quiri.jpg

CONCURSO | UNA NOVEDOSA CAMPAÑA QUE PREMIA LAS ALTERNATIVAS AL USO DE ESTE ANIMAL, QUIERE CONCIENTIZAR SOBRE LA VULNERABILIDAD DE LA ESPECIE.

A Oruro, “la capital folklórica del país”, con la llegada del carnaval, también llegan la muerte y la depredación ambiental. Cientos de animales silvestres son masacrados anualmente para ser usados en los distintos trajes que utilizan los bailarines, plumas de diversas aves (suris, búhos), pieles de zorro y caparazones de diferentes animales, forman parte del atuendo de estos individuos que participan en la entrada “madre” del folklore boliviano. Entre los animales amenazados y vulnerables de la fauna andina de acuerdo al Libro rojo de las especies que publica anualmente la IUCN, (ver recuadro 1), está el armadillo andino o quirquincho, cuyo caparazón es utilizado por los danzarines de algunas morenadas como matraca.

En 2007, la revista OH! publicó un reportaje que ganó el primer premio latinoamericano de reportaje sobre biodiversidad, en el que alertaba sobre la frágil situación del animal, si es que no se cumplían las leyes que ya existen. Para ese año, un informe del Ministerio de Desarrollo Sostenible y Planificación, publicado en 2001, sostenía que apenas 5.000 quirquinchos sobrevivían en Bolivia. El documento alertaba también sobre la urgencia de potenciar los programas de protección de estos animales y de extenderlos a otras regiones.

Los quirquinchos son criaturas frágiles, que tienen un periodo de gestación de cinco meses y una camada de dos crías, con un promedio de vida de 10 años aproximadamente. Hoy, las cifras dicen que sólo 15.000 armadillos viven en las zonas andinas de Perú, Argentina, Chile y Bolivia y que cada año alrededor de 2.000 son cazados tan sólo en el país. Estos singulares animalitos, además, son parte de la delicada cadena biológica en los arenales y marcan la diferencia entre ése tipo de zonas y desiertos totalmente estériles. La situación realmente es de emergencia.

La Asociación de Conjuntos Folklóricos de Oruro propuso en ese entonces (2007), realizar un inventario de las matracas de quirquincho ya existentes, para que no se adquirieran nuevas y se deje de matar animales. Sin embargo, las tiendas de instrumentos y folklore de las calles de Oruro dejan en evidencia que eso no ha sucedido y que las matracas hechas de quirquincho, hoy siguen vendiéndose.

En noviembre del año pasado, una reunión llevada a cabo por autoridades ambientales con danzarines orureños, fracasó nuevamente en su intento de prohibir definitivamente el uso de matracas hechas con caparazones de quirquincho, además del uso de otros animales.

Los bailarines se sustentan en la “tradición” y en el hecho de que, según ellos, no hay un sonido similar a la matraca hecha de quirquincho, que se supone emula el sonido de las cadenas de los esclavos africanos, que los adornados danzarines bolivianos pretenden imitar. En suma, los, al parecer, finísimos oídos de algunos bailarines se apegan a algo así como los Stradivarius de las matracas para persistir en un ecocidio.

Otro tema escalofriantemente preocupante es la cantidad de personas que adquieren quirquinchos muertos “para la buena suerte”. Según las supersticiones, el quirquincho es un amuleto al que aún muerto le crece el pelo. Esto se supone que deriva en buena suerte, cuando le deja de crecer el pelo al cadáver y comienza a caérsele, es momento de comprar otro.

Además el uso de su caparazón para charangos, de su carne como comida, y su cacería entre los comunarios, han hecho del quirquincho uno de los animales más vulnerables del mundo en aras de la ignorancia traducida como impune tradición.

UN CONCURSO, UNA SOLUCIÓN

La problemática ya está identificada, así como las leyes promulgadas (Ver recuadro 2), ahora toca poner manos a la obra, y esto es lo que ha comenzado a hacer World Animal Life Foundation (WALF), al lanzar con auspicio de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y otras varias instituciones el “Concurso Nacional WALF Quirquincho, para artesanos, artistas y microempresas”, con el objetivo de “reemplazar el uso de quirquinchos en artesanías, y más bien plasmarlos como parte de nuestra riqueza y patrimonio en nuestro arte y artesanías.” “Si eres artesano, pintor, escultor, fotógrafo, diseñador o creativo, y amas a los animales esta es tu oportunidad: crea, pinta, diseña, inventa tu propia microempresa y créala con el apoyo de los expertos, tu mejor propuesta para concientizar y proteger al quirquincho andino”, dice la convocatoria ya cerrada.

Alrededor de cien inscritos se han postulado para ganar los premios, que se entregaran a fines de este mes. El jurado que deberá analizar cada una de las obras que se hayan entregado para el mismo está compuesto por artistas como Giancarla Muñoz, Gilka Wara y Mamani  Mamani,además de miembros de la Asociación de Conjuntos Folklóricos de Oruro, incluyendo a dirigentes de la barra brava de San José, el emblemático equipo de fútbol orureño que tiene como símbolo al quirquincho.

Los premios incluyen desde capacitación empresarial, contratos para la compra de las producciones de artesanías en las microempresas, pasajes aéreos, dinero en efectivo, esculturas, y reconocimiento de las autoridades y entidades auspiciadoras como el Banco Mundial, el Ministerio de Culturas y Turismo, el Gobierno Autónomo de Santa Cruz, la Corporación Financiera Internacional y el Gobierno Municipal de La Paz.

ARCA DE NOÉ

Pancara Iturralde, presidenta de WALF, explica que este concurso se sumará a otros más que se realizarán respecto de varias especies en peligro, pero que en particular y por su fragilidad y urgencia, la problemática del quirquincho le ha llamado la atención y por ello ha decidido priorizar ésta.

Iturralde, junto a un equipo de biólogos y voluntarios, creó WALF el 2010 para abarcar más que la vida silvestre, sino también la vida animal en general, tratando de cambiar las prácticas de la sociedad que son crueles y maltratan a los animales, como es el caso de las prácticas veterinarias en Bolivia por ejemplo, “queremos cambiar esas prácticas creando un hospital veterinario donde el único que opere sea el catedrático, que se operen perros que necesiten esa intervención, etc. Tratamos de dar nuevas propuestas a la gente, no señalar lo que está mal solamente sino también darle alternativas.”, explica Pancara.

El proyecto Arca de Noé, matriz de WALF, abarca la conservación de diez especies en extinción. En Santa Cruz, cuatro biólogos trabajan para la investigación, talleres y planes de conservación, respecto a diferentes especies como la tataruga, la paraba frente roja y el pecarí del Chaco entre otras.  Alrededor de diez personas trabajan en la administración, campañas, publicidad, etc.

El concurso sobre el quirquincho es parte de varios proyectos que abarcan también el rescate de especies silvestres, la investigación y el área de educación. Los ganadores no sólo se llevarán importantes premios, sino también el reconocimiento de quienes se preocupan por el medio ambiente y de las futuras generaciones que podrán ver a quirquinchos no solamente en el papel.

LEYES Y REGLAS

• La Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) protege al quirquincho andino mediante un acuerdo internacional concertado entre gobiernos, del que es parte Bolivia.

•Para el caso de recuperación del hábitat del quirquincho andino, se revisó la ley forestal que cita en sus normas técnicas de planes de manejo forestal por Resolución Ministerial No 132/97, las especies clave, en este caso ‘las tholas’. Allí se señala que las especies protegidas, escasas o de aprovechamiento restringido por estar amenazadas o por ser de importancia en la alimentación o nidificación de determinados animales, tendrán un tratamiento especial a la hora de determinar la corta anual o periódica permisible.

• Con la Ley del Medio Ambiente (1333) también se puede proteger al quirquincho andino, ya que contiene normas generales relativas a la conservación de la vida silvestre. Tipifica la caza furtiva de animales silvestres como delito ambiental y, a la vez, señala la sanción pertinente que no es otra que tres años de encierro en un penal público y el pago de una fuerte multa.

• En Oruro, con la Ley 2028 de Municipalidades y la Ordenanza Municipal Nº 31/99 (Anexo 1), se prueba que a partir del Carnaval 2000 se prohíbe a los grupos de morenadas y otros utilizar el caparazón de quirquincho como matraca y/u ornamento, con el fin de conservar los recursos de la diversidad biológica.

Los vulnerables

• El quirquincho es una especie incluida en el Apéndice II CITES que, según la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es vulnerable (VU).

• El suri (Rhea pennata), especie incluida en el Apéndice I de la CITES, y categorizada Casi Amenazada (NT).

• El uso de cóndores (Vultur gryphus) en algunos casos disecados  y colocados encima de las máscaras, además de las alas, se utiliza para el disfraz en la Diablada. Esta es una especie CITES incluida en el Apéndice I y Casi Amenazada (NT), según clasificación de la UICN.

• Las fraternidades Tobas utilizan plumas de aves de flamencos  que se encuentra incluidos en el Apéndice II de CITES y Casi Amenazada (NT), según clasificación UICN.

- El 2010 el Viceministerio de Medio Ambiente registró al menos 5000 derivados de fauna silvestre como animales disecados, plumas, alas, picos, astas y cráneos. De este total 3.730 son plumas de suri y 1.080 caparazones de quirquincho.  También otras especies identificadas son el caimán, zorro andino, flamenco, jaguar, cóndor de los Andes que se encuentran en serio peligro de extinción.

- Las fraternidades Morenada Central de Oruro, Morenada central Comunidad Cocani, Tobas zona Sur, Tobas Uru Uru, Tobas Central, Fraternidad Suri Sicuri, Fraternidad Artística y Cultural "La Diablada", Conjunto Tradicional Diablada de Oruro, Tinkus Tolkas y Tinkus Wistus, son las principales infractoras.

- Se presentaron cargos en contra de los posibles autores como delitos contra el patrimonio del Estado y delitos ambientales. La ACFO fue denunciada por encubrimiento y complicidad. El caso no ha prosperado. (Con datos de Los Tiempos)

Por Mónica Oblitas Zamora

Tomado de: http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/actualidad/20140112/al-rescate-del-quirquincho_241429_525244.html