Serie: Testimonios, experiencias y docencia de los Talleres ILAM

Patrimonio al Aire Libre: Estrategias para su interpretación y Comunicación

Por Victor Fratto

victor.jpgComenzamos los talleres de Interpretación del Patrimonio en el año 2010, con el fin de acercar a los participantes a una disciplina avocada a la comunicación estratégica del patrimonio.

Este taller ofrece las herramientas teóricas y prácticas para el desarrollo de la planificación en interpretación (entendiendo el concepto de interpretación como la denominación de una disciplina de comunicación y manejo de sitios de valor patrimonial (Museos, Parques Nacionales, Áreas Naturales protegidas, Sitios Arqueológicos, Sitios de valor cultural, etc.) Con las características de ser desarrollada en un sitio de valor patrimonial y para un público en su tiempo libre.

Desde 1989 trabajo tareas relacionadas con el uso público y gestión de espacios naturales protegidos. He trabajado en la Administración de Parques Nacionales de Argentina, museos, formación académica y actualmente me desempeño como Subsecretario de Conservación y Áreas Protegidas en la Provincia del Chubut, Patagonia Argentina.

Desde siempre he observado que por lo general se realizan muchos esfuerzos por conservar el patrimonio y pocos con el fin de comunicarlo, sin considerar que al comunicarlo (estratégicamente) también lo estamos conservando.

En estos años en que Talleres ILAM me ha dado la oportunidad de dictar el taller, he tenido alumnos de varios países latinoamericanos y de diversas profesiones: arqueólogos, arquitectos, biólogos, museólogos, antropólogos, guías de turismo, zoólogos, botánicos, funcionarios de gobierno o interesados en la comunicación del patrimonio. Tal diversidad me dio la posibilidad de conocer una inimaginable variedad de problemas de conservación que podían abordarse desde la comunicación estratégica; pero partiendo de una planificación que establezca clara y fundamentadamente los pasos a seguir.

Planificar significa "pensar antes de actuar", pensar con métodos, de manera sistemática; explicar posibilidades y analizar sus ventajas y desventajas, proponerse objetivos, proyectarse hacia el futuro. Objetivos claros nos permiten tener un plan y tomar decisiones correctas, pero la gestión del patrimonio requiere, además, de otros elementos: motivación, conocimiento, recursos y acción. La existencia de todos los elementos del proceso de toma de decisiones permite alcanzar resultados exitosos. La carencia de un plan conduce a la confusión, ya que en este caso las decisiones se toman, y las acciones se emprenden, sin sentido. El plan de interpretación le da coherencia a nuestras intenciones.

Considero que una de las fortalezas de este taller es la posibilidad que brinda a los participantes de presentar un proyecto durante la cursada, poder hacer todas las consultas necesarias, obtener las correcciones y concluir capacitación con un proyecto concluido, sólido y bien fundamentado. Por esa razón la primera sugerencia que realizo a los alumnos es que elijan y trabajen sobre un caso real.

Utilizamos herramientas como el Google Earth, para lo que hay un sencillo instructivo al inicio del taller, ya que a través de este programa, los cursantes pueden presentar sus proyectos, y como profesor me da la posibilidad de ver el sitio en su contexto local y regional, hacer sugerencias y alertar sobre incidencias que podría tener el contexto sobre el patrimonio.

Cada semana los alumnos cuentan con el material bibliográfico necesario para avanzar sobre sus proyectos. También hay presentaciones en Power Point, videos e imágenes de ejemplos, varios sobre trabajos realizados por el profesor.

Las respuestas y sugerencias a los alumnos del taller son, de alguna forma, una asesoría al desarrollo de los proyectos en que estén trabajando. Las correcciones a los trabajos prácticos son tanto escritas como también a través de videos subidos al canal de Talleres ILAM en You Tube.

En muchos casos he tenido la posibilidad de conocer personalmente a los alumnos y la concreción de sus trabajos en sus países de residencia. Ver que los alumnos sacan provecho del taller y que pueden concretar sus proyectos es el mayor privilegio que he tenido como profesor de los Tallers ILAM.